21 junio 2016

La defensa de Coghen niega trato de favor a Urdangarin

por
La defensa de Coghen niega trato de favor a Urdangarin
FOTO: EFE/Cati Cladera

El defensor de la ex consejera delegada de la candidatura Madrid 2016 Mercedes Coghen ha negado que existiera trato de favor hacia Iñaki Urdangarin en el convenio de colaboración por el que la Fundación Deporte Cultura e Integración Social (Fdcis) cobró 144.000 euros de la entidad olímpica.

En su informe ante el tribunal que juzga el caso Nóos, el abogado Francisco Javier Ortega, letrado de Coghen, ha asegurado que no cabe acusación contra ella porque no tuvo participación en la decisión de suscribir el convenio por el que la Fdcis de Iñaki Urdangarin y Diego Torres percibió 144.000 euros.

El letrado ha negado también la “supuesta connivencia” con Torres y Urdangarin “para favorecerles” y ha asegurado que la relación entre Coghen y el marido de la infanta era cordial pero no una amistad como la descrita por la acusación popular que ejerce Manos Limpias. “No se ha probado un supuesto trato de favor o una relación que diera lugar a un supuesto trato de favor”, ha afirmado.

Coghen afronta una petición de condena de 5 años y 3 meses de prisión por parte de la Fiscalía Anticorrupción por un supuesto delito continuado de malversación de caudales públicos en concurso con falsedad y prevaricación.

Ante el reproche del fiscal de que ese pago se hizo sin ningún soporte documental, el letrado ha admitido que no se siguieron los procedimientos contemplados en la ley de Contratos de las Administraciones Públicas porque “lo cierto es que funcionaban como una entidad privada, sin seguir ni un solo trámite administrativo ni para el acuerdo con la Fundación deporte ni para ningún otro negocio jurídico”.

Ortega ha explicado que dicha Ley de Contratos no fue de aplicación para la Fundación Madrid 2016 hasta 2008 y el convenio con la Fdcis es de 2007, según declaró la directora de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Madrid durante el juicio.

“La candidatura ya funcionaba así antes de que Coghen llegara”, ha dicho el abogado sobre la estructura de la candidatura, y ha recalcado que “el hecho de que no se cumplieran trámites no tiene efecto incriminatorio alguno”.

El letrado cree que no hay razón jurídico-penal para acusar a Coghen y ha insistido en que la Fundación Madrid 2016 no realizaba un servicio público porque “no puede ser una necesidad elaborar una candidatura olímpica”.

“No estamos hablando de fondos aportados por los madrileños sino privados y con fines que no tenían carácter público”, ha subrayado antes de añadir que “no consta siquiera que haya perjuicio hacia el Ayuntamiento de Madrid porque la cantidad pagada era incluso ventajosa para la administración”.

Según el abogado, la ex consejera delegada no tenía capacidad ejecutiva en la Fundación ni firmó el convenio con la Fdcis, ni intervino en la forma de pago, únicamente era “la cabeza visible” de la candidatura por su prestigio deportivo pero su intervención se redujo a una llamada de Urdangarin para ofrecerse a colaborar, dos correos electrónicos y una reunión en abril de 2007.

El abogado se ha mostrado sorprendido de que las partes hayan mantenido la acusación contra Coghen una vez celebrado el juicio, cuando no concurren los requisitos para atribuirle ninguno de los delitos.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.