30 junio 2016

Interior aumenta un 10 % los refuerzos policiales este verano en Baleares

por
Interior aumenta un 10 % los refuerzos policiales este verano en Baleares

Baleares contará durante los tres meses de verano con un 10 % de agentes más que el pasado verano, según el Plan Turismo Seguro 2016 del Ministerio del Interior.

En un comunicado, la Delegación del Gobierno en las Islas Baleares subraya que con este nuevo aumento las cifras de refuerzos en las islas han subido un 138 % en los últimos cuatro años.

El Plan Turismo Seguro contempla una serie de medidas preventivas que tienen como principal objetivo incrementar la seguridad ciudadana en las zonas turísticas, esencialmente a través de la incorporación de refuerzos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El Gobierno “ha vuelto a mostrar una sensibilidad especial con Baleares”, ha afirmado hoy el secretario general de la Delegación del Gobierno, Evelio Antich, “no sólo por el aumento del refuerzo, sino también por el hecho de que Baleares sea la única comunidad autónoma donde los agentes destinados permanecerán hasta el 30 de septiembre”, ya que en el resto del país el Plan Turismo Seguro finaliza el 31 de agosto.

La unidad que más se refuerza es la de Seguridad Ciudadana, tanto en el caso de la Policía Nacional como de la de la Guardia Civil, que incluye Tráfico, Servicio Marítimo, brigadas móviles y antidisturbios.

Los núcleos “más conflictivos” como Calvià, Platja de Palma o Sant Antoni de Portmany son los que más refuerzos acogerán o dónde habrá una especial atención, se indica en la nota de prensa.

Tras el éxito de los últimos veranos, en esta campaña estival también habrá patrullas mixtas que incluirán a policías de Alemania, Francia e Italia junto a guardias civiles.

El despliegue será similar al del pasado verano en cuanto a número de efectivos, pero a diferencia de 2016 los extranjeros también alargarán su presencia durante los próximos 90 días.

En concreto, la Policía alemana estará presente en Cala Rajada y en zonas próximas, los franceses, con sede en Sóller, se encargarán de controlar principalmente los puertos deportivos de la isla y los italianos se repartirán entre Ibiza y Formentera.

En total se trata de 8 agentes extranjeros que estarán del 1 de julio al 30 de septiembre, un mes más que en 2015.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.