El Govern controlará las ofertas de trabajo discriminatorias por edad y sexo

El conseller de Trabajo, Iago Negueruela, ha informado hoy de que se controlarán también las ofertas de trabajo discriminatorias por razones de edad y sexo tras haber sido detectadas en las islas, y que pueden llegar a ser sancionadas con hasta 100.000 euros en el caso de ser “muy graves”.

Negueruela y la portavoz del ejecutivo balear, Pilar Costa, han informado hoy en rueda de prensa de que el Consell de Govern se ha dado por enterado del Plan de Lucha contra la precariedad en el trabajo, con lo que se completa el conjunto de actuaciones planificadas para el verano para fomentar la calidad del empleo.

El plan, que el Govern presentó el pasado lunes, prevé la actuación en Baleares de 32 inspectores procedentes de diversas comunidades autónomas, que realizarán más de 1.300 inspecciones en todas las islas durante julio y agosto.

El conseller ha detallado hoy que el plan incluye medidas específicas adicionales, como el establecimiento de mecanismos para detectar ofertas de trabajo discriminatorias, que ya han sido encontradas, como aquellas que piden mujeres menores de una edad determinada y con “buena apariencia”.

“Este tipo de discurso debe ser desterrado de la oferta laboral” ha apuntado Negueruela, quien ha asegurado que con ellas se vulnera la normativa, ya que se deben solicitar los méritos profesionales necesarios para el desempeño del puesto de trabajo.

No obstante, ha reconocido que si bien Inspección de Trabajo puede actuar en una primera fase es más “complejo” hacerlo directamente en la selección que realizar la empresa.

Para el conseller, la detección de estas ofertas discriminatorias en empresas, a las que se enviará inspectores, tiene el objetivo final de concienciar a la empresariado y sociedad en general de que no se debe tolerar este tipo de prácticas laborales, que deben ser erradicadas.

Ha señalado que habría que analizar si estas actuaciones por parte de los empresarios incurren en faltas, con lo que podrían llegar a calificarse de leves a muy graves, y estar sancionadas con un mínimo de 1.200 y un máximo de 100.000 euros.

Además de la detección de este tipo de ofertas discriminatorias, el plan contra la explotación y precariedad laboral del Govern para este verano también prevé medidas para la mejora de la salud laboral.

En concreto, las relacionadas con ergonomía en el sector de la hostelería, y en el de la construcción, para lo que los técnicos ya han empezado a hacer su trabajo, ha indicado el conseller.

Negueruela ha especificado que para cumplir con el objetivo de mejorar la calidad del empleo en Baleares se ha reforzado la plantilla estructural de Inspección de Trabajo con tres personas más, con lo que pasan de 48 a 51, que actuarán reforzados este verano por otros 32 inspectores que vendrán desde la Península.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here