Un informe externo advirtió de la decisión arbitraria del Govern de contratar a una empresa que hizo pagos a la Gürtel

Un informe externo remitido en septiembre de 2007 a la Abogacía de la Comunidad Autónoma advirtió de la decisión “arbitraria” del último Govern de Jaume Matas de contratar a la mercantil Match Golf, investigada por los pagos presuntamente irregulares que cobró del Ejecutivo balear y por los abonos que a su vez efectuó a favor de una de las principales sociedades bajo sospecha en la trama Gürtel, Easy Concept Comunicación.

Así consta en la documentación que el Instituto Balear de Turismo (Ibatur) ha entregado recientemente al juez instructor del caso Ibatur, centrado en un presunto desvío millonario de fondos a través de esta empresa pública durante la última legislatura de Matas y en el último mandato del Pacte -cuando UM controlaba este departamento del Govern-.

Se trata de informes y documentos, a los que ha tenido acceso Europa Press, que el juez Pedro Barceló requirió en relación a los convenios y contratos rubricados entre el Ibatur, Match Golf y la mercantil Reial Pula Golf de cara a la celebración del conocido torneo de golf Mallorca Classic, objeto de investigación en este caso a raíz de un presunto desvío de unos 17 millones de euros con motivo del patrocinio de este evento por parte del Govern.

Los investigadores alcanzaron esta conclusión a raíz de las numerosas facturas halladas sin justificar relativas al torneo habitualmente celebrado en s’Era de Pula (Son Servera).

El informe externo elaborado en torno a este patrocinio arroja que el convenio suscrito entre el Ibatur y ambas empresas es “nulo de pleno derecho” puesto que “no existe en todo el expediente ni una sola justificación técnica o jurídica” que amparen esta actuación, más que “la decisión arbitraria de la Administración de que fuesen Match Golf y Reial Pula Golf las entidades seleccionadas para llevar a cabo la organización del evento”.

Es más, señala que el convenio “fue conformado como un contrato o convenio de derecho privado, indefinido, a caballo entre los convenios de colaboración y los contratos de patrocinio”, y ello “con la única intención de eludir el rigor y las restricciones que a la hora de contratar tienen las Administraciones del Estado”.

Sin embargo, dos meses después, en noviembre de 2007, la Abogacía balear emitió otro dictamen, también incluido entre la numerosa documentación aportada a la causa, en el que rebate las conclusiones del informe externo, “cuyo método de elaboración y bases documentales se desconocían y siguen desconociéndose” y enumera los documentos que ampararon la firma del convenio así como el informe jurídico que lo justificó.

Los servicios jurídicos del Govern destacan que la existencia y contenido del informe jurídico, emitido en enero de 2006 por el exasesor jurídico del Ibatur Miquel Àngel Bonet -quien actualmente cumple condena en prisión por una pieza separada de este caso-, “resultan favorables a la conclusión de que se está ante un verdadero supuesto de convenio de colaboración” contemplado en los supuestos de la Ley de Contratos de Administraciones Públicas.

Con la solicitud de esta información, el juez reactivó las pesquisas en torno a estos hechos.

Cabe recordar que, mediante el convenio de patrocinio, la financiación aportada por el Ibatur fue, en concreto, de 1,1 millones de euros en 2003; 2,3 millones en 2004; 3,4 millones en 2005, y 9,2 millones en 2006 y 2007. Sin embargo, el material justificativo por parte de estas empresas no llegó a ser presentado en la forma estipulada como tampoco factura alguna que justificase en qué se gastó el dinero, tal y como arrojan las pesquisas.

Match Golf es sólo una de las numerosas empresas investigadas en esta causa, puesto que a través del continuo fraccionamiento de contratos que entre 2005 y 2007 efectuó el Ibatur para que pudieran ser adjudicados de forma directa se habrían visto favorecidas hasta unas 70 mercantiles.

PAGOS DE HASTA 22,3 MILLONES A UNA EASY CONCEPT

Es más, las investigaciones apuntan a que el Instituto Balear de Turismo destinó durante el último mandato de Matas hasta 22,3 millones de euros a empresas que, a su vez, hicieron pagos a la sociedad investigada en el caso Gürtel Easy Concept. Y entre esas mercantiles se encuentra la propia Match Golf, de acuerdo a un informe de la Agencia Tributaria incluido en el voluminoso sumario del caso.

En concreto, fue en la sede de la empresa Over Marketing donde, en el marco de los registros llevados a cabo durante la primera operación policial del caso Ibatur (en verano de 2010), los investigadores hallaron documentación que relacionaría algunas de las actuaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo de Matas con parte de los hechos investigados en el caso Gürtel.

Quien entonces fuese titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma, Juan Ignacio Lope Sola, se hizo cargo de las investigaciones tras la querella que interpuso la Fiscalía Anticorrupción. Así, las investigaciones se iniciaron con los registros llevados a cabo en el Pula Golf de Son Servera así como en Costa Nord, donde se ubica la Fundación Baleares Sostenible, empresa al frente de la cual en la última legislatura del PP se encontraba Pau Collado -quien fue imputado en el caso Gürtel por su gestión a través de la empresa Easy Concept-.

ZAPLANA Y MATAS, BENEFICIADOS POR EL PROMOTOR DEL MALLORCA CLASSIC

Un informe de la Policía Nacional incorporado a la causa reveló en su día, asimismo, cómo el gerente de Pula Golf, Romeo Sala, investigado en el procedimiento judicial, habría beneficiado, como compensación por el supuesto trato de favor en forma de patrocinio a Matas, al expresidente de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana, y a otra decena de exaltos cargos ‘populares’ con invitaciones en uno de sus hoteles cuyo valor total ascendería a al menos 35.676 euros.

El dictamen desgrana de forma minuciosa las cantidades que el establecimiento no habría facturado a estos invitados entre 2004 y 2010 y que la Policía estima que serían aún más elevadas si se suman los servicios extras. Los investigadores apuntan a que en el listado de clientes alojados aparecen otros con la leyenda ‘invitados Romeo’, lo que obedecería a un “deseo de ocultar su verdadera identidad” por poder tratarse de personas de “mayor calado político” que los anteriores.

De acuerdo a la documentación intervenida, la persona que más se habría beneficiado a tenor de los precios del hotel Ses Cases de Pula sería la exvicepresidenta balear y actual eurodiputada Rosa Estaràs, que dejó de abonar 20.214 euros y quien se alojó con otras personas de su entorno familiar -su marido y su hermana- a las que presuntamente se dejó de cobrar 7.796 euros más y a las que se sumaría su entonces jefe de prensa (1.400). Mientras tanto, la invitación de Matas se elevaría a 406 euros y la de Zaplana a 162,6 euros.

Los demás exaltos cargos y otros invitados pertenecientes a la esfera del PP fueron, según el informe policial, el exconseller de Comercio Josep Juan Cardona (beneficiado con 958 euros); la exjefa de gabinete de Matas Dulce Linares (333,8 euros); el exgerente del Ibatur Raimundo Alabern (455,8); la exconsellera de Salud Aina Castillo (1.613); el de Economía Lluís Ramis de Ayreflor (1.320) y la de Transportes Mabel Cabrer (184 euros y tres noches en 2004).

Las investigaciones se ampliaron posteriormente se ampliaron a la pasada legislatura, cuando Unió Mallorquina (UM) estaba al frente de la Conselleria de Turismo. La causa constó de hasta cinco operaciones policiales que se saldaron con más de una veintena de arrestados entre exaltos cargos de PP y UM y empresarios presuntamente implicados en esta trama de desvío de fondos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here