Un hombre mata a puñaladas a su mujer en el Puerto de Pollença

asesinato pollença

“La he matado porque era una hija de puta” así ha contestado a una vecina el individuo que esta mañana ha asesinado a una mujer cuando le ha preguntado por lo ocurrido.

Según ha explicado la misma mujer a crónicabalear.es, el individuo se hallaba muy tranquilo tras lo ocurrido y, al bajar a la calle, se ha sentado en la acera junto a un locutorio y no ha tenido ningún reparo en contestarle arle a todo el que le preguntaba “Sí, he sido yo quien la he matado”.

Acorde a este testimonio, la víctima cuidaba a una mujer de avanzada edad en Pollença la cual se ha presentado en el lugar de la tragedia al conocer lo ocurrido y le ha explicado, a su vez, que la víctima hacía tiempo que estaba siendo acosada por el agresor quien la perseguía y la increpaba por la calle.

Hechos por los que la víctima podría haber presentado esta misma madrugada una denuncia ante la Guardia Civil -extremo este que no ha sido confirmado por la Benemérita- y que la llevaron a cambiar de domicilio trasladándose desde Pollença al Puerto, donde hoy ha sido asesinada.

Asesinada en la terraza de su piso

El trágico suceso ha tenido lugar sobre las 11:00 horas en un segundo piso de un inmueble ubicado en la calle Verge del Carme cuando el agresor ha accedido al interior del piso y ha atacado a la mujer con un cuchillo, asestándole varias cuchilladas.

La víctima, de 46 años, ha conseguido huir hasta la terraza y ha pedido auxilio pero el agresor la ha seguido y ha continuado apuñalándola hasta que ha acabado con su vida ante la mirada atónita de varios de sus vecinos quienes han avisado a la policía.

Se ha dado la circunstancia de que el hijo de la pareja -de unos veinte años y que no vive con ellos- había decidido pasar la noche en casa de sus padres. Al oír los gritos de su madre se ha despertado y, según ha relatado a la policía, ha visto a su padre cubierto de sangre y con el cuchillo en la mano así que ha salido huyendo a la calle semidesnudo y pidiendo socorro.

Algunos testigos han afirmado que, ya en la calle, el padre y el hijo se han enzarzado en una pelea y que han sido separados por varias personas que se hallaban en el lugar.

A los pocos minutos se han personado unidades de la Policía Local de Pollença -que han sido los primeros en llegar- así como de la Guardia Civil y dos ambulancias.

Víctima y agresor son de origen rumano y llevaban viviendo en España desde octubre de 2006 -aunque tan solo hacía unos tres meses que se habían mudado al Port de Pollença-. Varios vecinos han señalado que las relaciones del matrimonio se habían deteriorado hasta el punto de que ya no vivían juntos y la mujer estaba dispuesta a solicitar el divorcio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here