12 abril 2016

UGT asegura que la política de sustituciones del IbSalut “agota y frustra” al personal

UGT asegura que la política de sustituciones del IbSalut “agota y frustra” al personal

UGT ha asegurado este martes que la política de sustituciones del IbSalut “agota y frustra” a su personal ya que, según ha explicado, o éstas no se cubren, o se cubren “tras un amplio periodo de tiempo”.

Según señala el sindicato en un comunicado, esta situación también afecta a los niveles de calidad asistencial, “calidad que, únicamente, se mantiene en niveles altos gracias al sobresfuerzo y la profesionalidad del personal del Ib-Salut”.

El sindicato señala que la paralización o ralentización de la contratación de personal de sustitución supone que las bajas de los trabajadores pueden estar días, semanas o meses sin cubrir.

SE PIDEN TURNOS EXTRAORDINARIOS PARA CUBRIR LAS BAJAS

No obstante, remarcan que hay muchos casos en los que es imprescindible que haya un mínimo de profesionales en las unidades y, al no sustituirse las ausencias, se pide al propio personal del servicio afectado la realización de turnos extraordinarios para cubrir las bajas de sus compañeros.

De esta forma, los trabajadores que se ven “obligados” a doblar turnos o renunciar a libranzas ven alterado su derecho a la conciliación de la vida laboral, personal y familiar, suman al aumento de las cargas de trabajo el cansancio que esta situación genera, al tiempo que va aumentando la deuda horaria que el Ib-Salut tiene contraída con su personal (exceso de horas que no se retribuyen y que, además, se tarda mucho tiempo en devolver en tiempo de descanso).

Esta práctica, según el sindicato, “provoca un peligroso bucle” ya que la falta de personal supone un aumento de las cargas de trabajo. Esto supone el incremento de las cargas de trabajo y la necesidad de doblar turnos para cubrir las bajas, lo que también genera cansancio, impotencia y frustración al personal, que se ve desbordado ante el aumento de la presión asistencial y se vuelven a generar más bajas.

El sindicato ha recordado que el personal del Ib-Salut, como consecuencia de las medidas que impuso tanto el anterior Govern como el Gobierno central, tuvo desde el año 2012 un incremento de jornada de casi 130 horas anuales. “La consecuencia directa de todas estas circunstancias es el agotamiento físico y psicológico de una buena parte de las plantillas de los centros sanitarios del IbSalut”, ha indicado.

Por todo ello, UGT pide al IbSalut un cambio en la política de sustituciones para reducir las cargas de trabajo del personal y para mejorar más la calidad asistencial que presta el Servicio de Salud.

Finalmente, han apuntado que, por ejemplo, en Son Espases hay 18 celadores sin cubrir, y seis auxiliares de enfermería sin cubrir desde hace meses en el Hospital General y en el Hospital Psiquiátrico.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.