Desarticulada una red de delincuentes serbios que estaba gestando una estructura criminal estable en España

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en España una red de delincuentes serbios que estaban gestando una estructura criminal en nuestro país. Huían de la Policía de la República Checa por su presunta implicación en un asesinato por tráfico de drogas. Estaban asentados en zonas poco concurridas de alto poder adquisitivo en las que tenían extensas plantaciones de marihuana con el objetivo de financiar otras actividades criminales. Se ha detenido a 25 personas, 19 de ellas en España, donde además se han realizado 12 registros e incautado 2.524 plantas. En la República Checa se ha detenido a seis personas y realizado otros seis registros domiciliarios. La operación se ha llevado a cabo por la Policía Nacional y las policías checa y serbia, coordinadas por Europol.

Contactos con un traficante marroquí

La investigación comenzó el pasado mes de abril cuando los investigadores españoles recibieron una información procedente de las autoridades serbias en la que se comunicaba que unos individuos dedicados a la comisión de robos, extorsiones y tráfico de drogas y estupefacientes en la ciudad de Novi Sad (Serbia) se habrían trasladado en nuestro país. Tras las pesquisas oportunas, los agentes españoles localizaron en la provincia de Girona a uno de los mayores responsables de esta organización, al cual se le buscaba en varios países europeos y contaba con antecedentes en Serbia por homicidio, tráfico de drogas, lesiones y tenencia ilícito de armas.

En nuestro país había establecido contacto con otros ciudadanos serbios que se dedicaban al cultivo de marihuana en domicilios situados en zonas residenciales de alto poder adquisitivo de Lloret de Mar, Blanes y Tordera. Los cultivos estaban instalados en chalés situados en zonas poco concurridas, y en todos ellos se pudo constatar que existía una defraudación del fluido eléctrico para alimentar las complejas instalaciones. Con el beneficio obtenido del tráfico de esta sustancia estupefaciente pretendían financiar otras actividades delictivas.

En el transcurso de la investigación, los policías pudieron comprobar cómo los individuos, además habían, establecido contacto con un traficante marroquí con el propósito de establecer un punto de cultivo con distinta maquinaria e infraestructura en una nave industrial de la provincia de Sevilla.

Dispositivo con más de 200 efectivos

Como resultado de la investigación, en un dispositivo formado por más de 200 efectivos, así como agentes de la República Checa y Serbia y Europol, se ha detenido a un total de 25 personas, 19 de ellas en España, 17 en las localidades catalanas de Lloret de Mar, Blanes y Tordera y 2 en Sevilla. Además, se han efectuado otras seis detenciones en la República Checa. En el momento de su detención algunos de ellos llevaban documentación falsa, como pasaportes, cartas de identidad y carnets de conducir.

Además, se han realizado 12 registros en nuestro país -11 en Cataluña y 1 en Sevilla-, en los que se han intervenido 54.900 euros en efectivo y 2.524 plantas de marihuana. Para trasladar el material decomisado en las plantaciones (ventiladores, lámparas de calor, refrigeradores, transformadores,…) han sido necesarios dos furgones. Paralelamente, en la República Checa se han realizado seis registros, desmantelándose otros cuatro puntos de cultivo e interviniéndose 12.500 euros en efectivo.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la UDEV Central (Comisaría General de Policía Judicial), de las brigadas provinciales de Policía Judicial de Barcelona, Sevilla y Málaga; de la Brigada Provincial de Policía Científica de Barcelona; de los Guías Caninos, la UIP y los GOES de la Jefatura Superior de Cataluña; y del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) de la División Económica y Técnica; en coordinación con la Policía de Investigación de la República Checa, la República Serbia y Europol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here