Lorenzo busca dar otro aviso a sus rivales en Phillip Island

El circuito australiano de Phillip Island será el escenario a partir de este miércoles de los segundos test de pretemporada de la categoría de MotoGP, donde el español Jorge Lorenzo (Yamaha) intentará mantener la brecha que pareció abrir a inicios de este mes en Sepang (Malasia).

El actual campeón del mundo empezó muy fuerte la pretemporada y dominó con mucha autoridad en el trazado malasio, donde se marchó con un registro de 1:59.580, siendo el único capaz de bajar de la barrera del 2:00 y mostrando una buena adaptación tanto a la nueva electrónica como al neumático duro de ‘Michelin’.

El piloto balear sólo fue superado en uno de los días por el italiano Danilo Petrucci (Ducati), pero en los otros dos la distancia con sus rivales fue muy grande, margen que intentará mantener en el circuito oceánico. “Los tiempos hablan por sí solos. Estoy seguro de que en Phillip Island seremos aún más fuertes y capaces de hacer una simulación de carrera”, advirtió Lorenzo tras terminar los entrenos en Sepang.

Su compañero y actual subcampeón del mundo, el italiano Valentino Rossi, será uno de los que intente enjugar la desventaja en el circuito donde inició su ‘guerra’ contra el español Marc Márquez (Repsol Honda), vencedor el año pasado en Phillip Island.

‘Il Dottore’ sabe que le queda trabajo y en este test volverá a centrarse en si su ‘M1’ debe ser más similar a la del año pasado o a 2016. “Volveremos a probarlas en Phillip Island porque la nueva iba bien al final”, indicó en Sepang.

Después del excelente rendimiento mostrado en Sepang, Yamaha no contempla relajarse y tras los avances de ‘Michelin’ en el desarrollo de su neumático delantero, podría darse que el equipo japonés no emplease más el bastidor 2016 para hacer comparaciones con el material anterior y para intentar hacer el primer simulacro de carrera con la centralita de Magneti Marelli y las nuevas gomas, según informó ‘motogp.com’.

El test también se presenta importante para el equipo Repsol Honda, que no pudo estar con los mejores en Malasia y que espera confirmar pasos adelante en Australia.

“Necesitamos seguir avanzando en Phillip Island. Confío en que los ingenieros de HRC nos traigan más mejoras mientras seguimos acostumbrándonos a la nueva centralita”, señaló Márquez el pasado domingo durante la presentación oficial en Indonesia y después de no poder con ninguna de las dos Yamaha ni con dos Ducati ‘satélite’.

El de Cervera finalizó a más de un segundo de Lorenzo en Sepang, mientras que su compañero Dani Pedrosa tiene también trabajo por delante porque a principios de mes sólo pudo ser el undécimo más rápido y a más de segundo y medio del mejor crono.

Las sorpresas en el primer test vinieron por parte de las Ducati, sobre todo las del italiano Danilo Petrucci y del español Héctor Barberá, mientras que las oficiales de Andrea Iannone, tercero en la carrera de 2015, y Andrea Dovizioso no estuvieron tan bien y en esta ocasión no contarán con la colaboración del australiano Casey Stoner.

En cambio, sí estará un compatriota del doble campeón del mundo, Jack Miller, que ha recibido el ok de los médicos y podrá participar en Phillip Island tras perderse la anterior cita al romperse la tibia y el peroné de la pierna derecha, por lo que no dejará solo en el equipo Estrella Galicia 0,0 Marc VDS al español Esteve Rabat, que quiere seguir dando pasos adelante.

Además, Suzuki sí contará con material nuevo, ya que el equipo de probadores de la marca rodará con la nueva caja de cambios ‘seamless’ en un intento de finalizar su desarrollo y ponerla en manos de Maverick Viñales y Aleix Espargaró para el test de Losail (Catar).

Finalmente, Aprilia, marca para la que corre Álvaro Bautista, se perderá este test en Australia al estar precisamente en Catar para un entrenamiento privado donde estrenarán la RS-GP 2016.

En Phillip Island, ‘Michelin’, que tuvo que retirar su compuesto blando en Sepang tras el accidente del francés Loris Baz (Ducati) por un problema de esta goma, centrará su atención ahora en las necesidades de los pilotos respecto a los neumáticos en el circuito australiano, conocido por ser especialmente relevante el piloto y donde éste puede compensar de alguna forma las limitaciones técnicas de su montura para lograr un buen resultado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here