2 febrero 2016

Armengol: “Queremos crecer pero hay que hacerlo de manera más justa y equitativa”

Armengol: “Queremos crecer pero hay que hacerlo de manera más justa y equitativa”

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha defendido este martes el decreto urbanístico presentado por el Govern ya que “queremos crecer”, si bien hay que hacerlo, ha dicho, “de una manera más justa y equitativa”.

Durante una comparecencia parlamentaria, la líder del Ejecutivo balear ha destacado esta normativa busca “que el crecimiento sea seguro, no una hipoteca de nuestro futuro” y lo ha calificado de “medida de transición” porque se trata de una pausa “que debe servir para tener un margen de diálogo político y social antes de consensuar los cambios legislativos necesarios y urgentes para esta comunidad”.

Armengol, quien ha anunciado que en breve convocará las Mesas de diálogo social, ha considerado que el decreto urbanístico es “una oportunidad para mirar el futuro con optimismo” y representa “un cambio de rumbo después de cuatro años de políticas de recortes y de autoritarismo que ha empeorado la vida de nuestra sociedad”.

Asimismo, ha subrayado que el modelo urbanístico que su Govern defiende es “más estable, más equitativo y más sostenible” y ha explicado que, en primer lugar, este decreto representa la suspensión de las medidas “más desreguladoras que se aprobaron durante la pasada legislatura”.

La presidenta ha defendido la “responsabilidad de crecer con sentido común, evitando volver a repetir una crisis que ha dejado consecuencias que todavía sufren muchos ciudadanos”, así como la necesidad de que el crecimiento sea “seguro” y no “una hipoteca de nuestro futuro”.

“El decreto es una oportunidad para mirar el futuro con optimismo”, ha manifestado Armengol, antes de comprometerse, ella o el conseller responsable, a dar las explicaciones que sean necesarias sobre los aspectos que sean trascendentales para el futuro de la comunidad.

También ha señalado Armengol que este decreto da seguridad y evita que se pueda hacer cualquier actuación en suelo rústico al margen de los parámetros urbanísticos generales”. Según ha asegurado, se ha acabado la discrecionalidad y la política con las cuales se podían dictar “normas subjetivas, discrecionales y arbitrarias”.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.