11 Enero 2016

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin llegan a la sede donde se celebrará la primera sesión del juicio Nóos

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin llegan a la sede donde se celebrará la primera sesión del juicio Nóos
Foto: Europa Press

La Infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin han llegado juntos este lunes a las 8:10 horas, con semblante serio, a la sede de la Escuela Balear de Administración Pública (EBAP), donde a las 09.15 horas se prevé que dé comienzo la primera sesión del caso Nóos, en el que la hermana del Rey Felipe VI se sentará en el banquillo como presunta cooperadora de su marido, Iñaki Urdangarin, en dos delitos fiscales.

Ambos, han acudido en el mismo vehículo, aunque no cogidos de la mano, y no han hecho declaraciones a la multitud de periodistas que se encuentran frente a la sede de la EBAP, ubicada en el Polígono Son Rossinyol de Palma, han accedido a las dependencias donde se celebrará la vista oral, después de que ya hubieran llegado sus respectivos letrados Miquel Roca, Pablo Molins y Jesús María Silva y el de su marido, Mario Pascual Vives.

La defensa de la Infanta tratará de que se aplique a este caso la denominada ‘doctrina Botín’, que impide enjuiciar cuando sólo acusa la acción popular. En este caso ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado, que representa a la Hacienda presuntamente perjudicada, han presentado cargos, por lo que de atenderse esta petición la Infanta evitaría el juicio.

No obstante, hasta el momento tanto el juez instructor José Castro y otros tres magistrados de la Audiencia Provincial de Palma han considerado que, al haber sido acusada de cooperar en dos delitos por el que la Fiscalía sí acusa a su marido, la presencia de la Infanta Cristina en el banquillo de los acusados sí estaría justificada.

La Infanta está encausada al achacarle la acusación popular, Manos Limpias, un papel imprescindible para que su marido defraudase 337.138 euros en el IRPF de 2007 y 2008 a través de la empresa de la que los dos son propietarios, Aizoon, una de las mercantiles ‘pantalla’ del conglomerado supuestamente urdido por Urdangarin y su exsocio Diego Torres para defraudar hasta 6,2 millones de euros públicos.

Cabe recordar que Manos Limpias pide para la Infanta ocho años de cárcel como cooperadora necesaria de estos dos presuntos delitos fiscales, siendo la única acusación que apunta hacia la hermana del Rey, ya que la Fiscalía no ve indicios de que haya cometido delito alguno aunque sí presuntamente se aprovechó de los fondos supuestamente defraudados por su marido.

Los abogados de la Infanta han reivindicado su inocencia en varios escritos remitidos al juzgado su inocencia justificando que ella se limitaba a firmar “sin pedir explicaciones aquellos escritos que, muy ocasionalmente” le pidió rubricar su marido, insistiendo en que ella estaba completamente al margen de la dirección y gestión cotidiana de Aizoon, de la que se encargaba su marido.

URDANGARIN

Por otro lado, la Fiscalía solicita 19 años y medio de prisión para el que fuera Duque de Palma -Manos Limpias eleva esta petición a 26,5 años de cárcel, mientras que el PSPV pide para él 11 años y la Abogacía de la CCAA balear 8 años de cárcel-. Se le acusa de prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencias, contra la Hacienda Pública, falsedad, estafa, falsificación y blanqueo de capitales.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.