El GOB pide la paralización de los campos de polo de sa Barralina y del nuevo agroturismo previsto dentro un ENP

El grupo ecologista GOB ha pedido la paralización de los campos de polo de sa Barralina y del nuevo agroturismo previsto dentro de un espacio natural protegido. En concreto, la entidad ecologista denuncia que el campo de polo que se pretende legalizar y el que ahora pide autorización “ya están construidos”, y el primero de ellos, está en funcionamiento desde hace muchos años.

En cuanto al nuevo agroturismo, previsto dentro de la zona ANEI, se ha podido plantear, según critican, “gracias la Ley del Turismo que prevé que se pueda autorizar sin declaración de interés general y que quede exonerado de cumplir los parámetros de edificación máxima dentro de la parcela”.

“Un auténtico despropósito que deja en evidencia los efectos perversos de la Ley turística sobre el suelo rústico protegido”, según exponen los ecologistas en un comunicado, en el que, al mismo tiempo, advierten de que la situación de los recursos hídricos de la zona es “incompatible” con el mantenimiento de los campos de polo”.

En este sentido, el GOB ha precisado que la conocida como ‘Ley  Delgado’ ha permitido legalizar el agroturismo que hacía años que funcionaba. Y también, con la misma ley y la conocida como ‘Ley Company’ intentan legalizar un campo de polo que también funciona desde hace años.

DOS CAMPOS DE POLO Y UN NUEVO AGROTURISMO EN SA BARRALINA
Desde hace tres semanas el Ayuntamiento de Campos tiene puesto a exposición pública tres proyectos relacionados con un agroturismo y dos campos de polo en la finca de sa Barralina, tal y como apuntan desde el GOB. Los dos primeros proyectos –legalización del primer campo de polo que funciona hace años, y la construcción de un segundo campo de polo, que lleva meses acabado– a nombre de la empresa Es Figueral Gran S.L.U., y un tercer proyecto, el de la construcción de un nuevo agroturismo, a nombre de la empresa Sa Barralina S.L., tal y como han precisado.

 Con todo, el grupo ecologista ha insistido en que, si al final los tres proyectos siguen adelante, “tendremos la paradoja de que en una misma finca (sa Barralina), pero con distintas parcelas y con diferentes números de registro de la propiedad, habrá dos campos de polo y dos agroturismos, y todos del mismo propietario”.

CONSUMO DE AGUA INSOSTENIBLE

Por último, la entidad ha remarcado que el polo es un deporte que se basa en un gran consumo de agua, y han recordado que el portavoz de Asaja, Joan Simonet, ha expuesto recientemente que un campo de polo “tiene un consumo similar al cultivo de la alfalfa o de otros forrajes”.

En este contexto, los ecologistas consideran que la situación de los recursos hídricos de la zona es “incompatible” con el mantenimiento de los campos de polo, y remarcan que “no tiene nada de interés general, apostar por una actividad deportiva dentro de suelo rústico protegido que necesita grandes cantidades de agua”. Por todo ello, y teniendo en cuenta la “situación delicada de los acuíferos de Campos”, desde el GOB solicitan a las

administraciones competentes, que no autoricen estos tres nuevos proyectos en la finca de sa Barralina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here