11 diciembre 2015

La Agencia Tributaria impulsará un Plan Antifraude con el que prevé recaudar 10 millones más

La Agencia Tributaria impulsará un Plan Antifraude con el que prevé recaudar 10 millones más

La Agencia Tributaria de Baleares (ATIB) impulsará a partir de enero un plan de lucha contra el fraude fiscal con el que prevé aumentar en unos diez millones la recaudación, según ha informado la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas Catalina Cladera, al Consell de Govern.

Así lo ha anunciado Cladera durante la rueda de prensa posterior al Cosnell de Govern, donde ha señalado que parte de este plan es la mejora de la información al ciudadano porque “muchas veces se comete fraude de forma involuntaria”.

El plan también perseguirá corregir actuaciones y conductas fraudulentas mediante la mejora en el control de cinco áreas que derivan en 60 actuaciones en ámbitos como el sector inmobiliario, subastas, venta de objetos de valor, vehículos de segunda mano y, cuando entre en vigor el impuesto turístico, establecimientos turísticos y cruceros.

El alcance del plan comprenderá toda la legislatura (2016-2019), e incluye un conjunto de medidas globales de funcionamiento y posicionamiento de la ATIB, aplicables en distintas fases durante la legislatura.

El objetivo fundamental del Plan es el de corregir las desviaciones y las conductas fraudulentas y equilibrar la correspondencia entre ingresos tributarios y la realidad de la economía de las Baleares, a través de objetivos estratégicos como el de la mejora del conocimiento de los contribuyentes de la realidad y de la conciencia tributaria; conocer y tratar el fraude mediante el control tributario; optimizar los servicios propios de la ATIB; mejorar la recaudación de la deuda y conseguir la colaboración del resto de las administraciones públicas y operadores tributarios.

El ámbito de actuación del Plan se centra en tributos propios y cedidos que están bajo control de la ATIB: sucesiones y donaciones, transmisiones patrimoniales y AJD, tasa del juego, canon de saneamiento de aguas, impuesto de turismo sostenible (desde el momento de su puesta en marcha) y una pequeña parte del impuesto de Patrimonio, que fundamentalmente fiscaliza la Agencia Tributaria Estatal.

Para llegar a la aplicación de todo el Plan se proponen cinco áreas de referencia y actuación que alcanzan el control del cumplimiento tributario, la asistencia y la relación con los ciudadanos, la relación con administraciones y otros colaboradores, la relación con los entes locales, y la mejora de la propia organización de la ATIB.

De estas cinco áreas de referencia se derivan hasta sesenta acciones puntuales entre las que destacan el aumento de la vigilancia sobre varios tipos de operaciones en ámbitos como el sector inmobiliario, subastas, concesiones administrativas y figuras asimiladas, venta de piezas de oro y objetos valiosos, vehículos de segunda mano, reventa de bienes muebles usados, control del sector del juego, establecimientos turísticos sujetos al Impuesto del Turismo Sostenible, y estancias en embarcaciones de crucero sujetas al Impuesto del Turismo Sostenible.

De este modo, el Govern prevé recuperar unos diez millones de euros más que en 2015 para las arcas de la Comunidad Autónoma, según los cálculos que los responsables de la Conselleria de Hacienda y Administraciones Públicas han incluido dentro del Proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears para 2016.

Además, como ha señalado la consellera, el objetivo es “mejorar el reparto de riqueza y contribuir a la justicia social”.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.