3 Diciembre 2015

El CSIF expulsa al delegado sindical de la Policía Local enviado a prisión

El CSIF expulsa al delegado sindical de la Policía Local enviado a prisión

El sindicato CSIF ha iniciado un expediente de expulsión de su delegado en la Policía Local de Palma, Jaime Garau, para quien el juez ha decretado este jueves prisión provisional sin fianza por presuntas amenazas en el marco de la causa que investiga una presunta trama de extorsiones urdida en el seno del cuerpo con la connivencia de diversos cargos públicos.

La entidad, tal y como ha informado en un comunicado, ha aplicado de este modo su código ético y ha precisado que Garau no tiene responsabilidad alguna en las estructuras del sindicato, ya que únicamente ostentaba la representación en la junta de personal del Ayuntamiento tras las últimas elecciones sindicales.

El CSIF aprobó el pasado mes de octubre un Código Ético que contempla la suspensión de afiliación de toda persona que resultara encausada por hechos no directamente vinculados a la acción sindical, hasta que finalice el proceso.

Garau fue detenido este miércoles junto al jefe de la Patrulla Verde de la Policía Local, Feliciano Franco, y ambos han sido enviados a prisión sin fianza tras ser interrogados esta mañana.

Los arrestos se produjeron después de que el juez instructor de las pesquisas, Manuel Penalva, acordara prorrogar un mes más el secreto que pesa sobre las actuaciones mediante un auto en el que advierte de que las pesquisas están arrojando nuevos datos, “algunos de ellos escalofriantes” y “reveladores de la comisión de múltiples y a veces complejos delitos por personas con conexiones a distintos niveles”.

En el caso de Garau, fuentes de la investigación informaron a Europa Press de que su detención se produjo a raíz de las supuestas amenazas vertidas contra otros efectivos policiales de cara a obstruir las investigaciones.

De hecho, un policía local que la pasada semana declaró como testigo ante el magistrado, en su caso por el presunto amaño de las oposiciones a oficial llevadas a cabo durante la pasada legislatura –lo que derivó posteriormente en las pesquisas en torno a otras conductas corruptas en forma de extorsiones– apuntó a las amenazas proferidas por Garau, a quien llegó a calificar como “portavoz a la sombra de todos los imputados”.

En su declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, el testigo aseveró que si bien él no se ha sentido amenazado por el agente y representante del CSIF, sí considera que otros efectivos policiales sí han podido sentirse intimidados ante las advertencias del anterior policía.

El declarante recordó cómo en una sala del cuartel de la Policía Local oyó a Garau realizar “ciertos comentarios” en los que supuestamente advertía a otro agente de que tuviera cuidado con lo que decía ante el juez y de que se querellaría contra todos aquellos que declarasen en contra de determinados imputados.

También te puede interesar

One Response

  • Ánimo al resto de componentes de la Policía Local. Y a los detenidos, como mínimo y de momento…la presunción de inocencia.

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.