El titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, Manuel Penalva, ha imputado a tres funcionarios del Ayuntamiento de Palma que este martes han acudido a declarar en calidad de testigos, pero para quienes finalmente el juez ha modificado su condición procesal al considerar que participaron en el amaño de las adjudicaciones de puestos vacantes dentro de la Policía Local durante la pasada legislatura.

En concreto, las imputaciones se han producido a petición del fiscal anticorrupción Miguel Ángel Subirán, quien atribuye a todos ellos delitos de malversación y prevaricación. Sus nombres, Celia Martínez, Bárbara Bosch y Juan García, figuran en diversos correos electrónicos aportados a la causa y que revelarían la manipulación en la asignación de plazas.

De hecho, en uno de los emails,  una de las trabajadoras ahora imputadas llega a exclamar ante estas actuaciones: “¡Estamos muertos! ¡De aquí a los juzgados!”.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.