La UIB asegura que la Facultad de Medicina es “una necesidad” y que será la sociedad “la gran beneficiaria”

Llorenç Huguet

El rector de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Llorenç Huguet, ha asegurado este miércoles que la Facultad de Medicina es “una necesidad”, tanto por razones de igualdad de oportunidades de los estudiantes de las Islas, como por la calidad de los proyectos de investigación, y ha hecho hincapié en que será la sociedad “la gran beneficiaria” de estos estudios ya que “por cada euro que se invierte en investigación en salud se devuelven tres euros a la sociedad”.

En rueda de prensa, Huguet ha remarcado que la UIB “no puede perder la oportunidad” de implantar estos estudios que, ha detallado, el próximo curso costarían 600.000 euros -300.000 euros por el pago al profesorado y 300.000 euros a la adecuación de Son Espases- y alrededor de un millón de euros en los cursos siguientes.

El rector ha incidido en que hay “muchas razones” para considerar una “oportunidad” la implantación de estos estudios. Además, ha aclarado que se empezaría por primero de Medicina y con 60 plazas. El coste de la matrícula oscilaría entre los 1.500 y los 1.800 euros.

En cuanto a los docentes, se prevé empezar con tres profesores titulares y tres contratados puesto que las plazas vinculadas estarían a partir de tercer curso. Estas plazas vinculadas supondrían que los docentes continuarían teniendo su plaza en el hospital pero vinculada a la universidad, de ahí la necesidad de que las Consellerias de Salud y de Universidad firmen un convenio.

Los estudios, en principio, se desarrollarían en Son Espases porque “cuanto más cerca estén del paciente, mucho mejor”. Además, este hospital posee un ala que se realizó pensando en la impartición de esta carrera, si bien Huguet ha explicado que son temas que “se tienen que ir resolviendo”.

“PUEDE QUE NO VOLVAMOS A TENER LA OPORTUNIDAD”

En cuanto a la necesidad de implantar Medicina durante el próximo curso, el director del Instituto Universitario de Investigación en Ciencias de la Salud, Fèlix Grases, ha explicado que el Estado ha establecido un tope de 100.000 estudiantes de Medicina y que actualmente hay 6.800, cuando también se están acabando “una o dos facultades”. “Si ahora no lo hacemos puede que no tengamos nunca más la oportunidad” ha declarado antes de apuntar que “sería lamentable” no aprovechar “una oportunidad como ésta, que ya está la infraestructura”.

Huguet ha señalado que el “origen” de la actual situación está cuando en el 2009 el Parlament aprobó por unanimidad solicitar a la UIB ofrecer un plan estudios para poner en marcha la facultad de Medicina y, así, la Universidad cumplió este encargo y, en julio de 2011, Aneca dio el voto favorable al plan de estudios presentado, si bien está pendiente de un convenio que se debe firmar entre la Conselleria de Salud y la de Educación “por un tema de plazas vinculadas por colectivo médico”.

De esta manera, ha remarcado la importancia de que los estudiantes baleares puedan estudiar Medicina en una universidad pública y ha destacado que, actualmente, el ámbito de la salud es un “gran tractor de investigación”.

IMPORTANCIA DE INCIDIR EN PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

“Querríamos aprovechar las oportunidades de la facultad para incidir en proyectos de investigación”, ha dicho antes de recordar que en 2003 se puso en marcha el Instituto Universitario de Investigación en Ciencias de la Salud. “Desde el ámbito de la salud se quiere captar talento para beneficio de Baleares y uno de los elementos es si tiene o no facultad de Medicina”, ha añadido.

Asimismo, ha hecho hincapié en “la mejora de la calidad asistencial” que suponen estas facultades y ha recordado que Baleares, junto con la Rioja, es la única autonomía que no dispone de facultad de Medicina. Según ha dicho, hasta Canarias tiene dos universidades. “Si pudiésemos poner en marcha la facultad sería crear 5,4 plazas por cada 100.000 habitantes”, ha concretado.

“Hay muchas razones para decir que es una oportunidad, querríamos que se desligue de otro tipo de debates y pedimos que se haga con un contrato programa para que no interfiera en el presupuesto normal y habitual de la UIB. Realmente implementar unos estudios como Medicina no interferiría en el próximo curso de la Universidad”, ha manifestado el rector.

Huguet ha señalado que la impartición de Medicina en la UIB “es un tema de prioridades” y que “desde el punto de vista social y de oportunidad” esta carrera es la “más importante”. “Podríamos hablar de Bellas Artes o Periodismo pero ahora parece que el tema social más importante es Medicina”.

También ha apuntado que la puesta en marcha de esta carrera no ha generado una “oposición formal” en otras facultades, aunque “puede haber algún profesor u otro que tenga su opinión, que es respetable”.

Preguntado sobre si le preocupa que se ponga en marcha una universidad privada de Medicina en las Islas, el rector ha explicado que no tiene nada en contra de ésta, si bien ve necesario que esto no impida que se haga “una oferta pública de calidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here