22 septiembre 2015

El Tribunal de Cuentas investiga los 144.000 euros que Madrid 16 abonó de forma “injustificada” a la sucesora de Nóos

El Tribunal de Cuentas investiga los 144.000 euros que Madrid 16 abonó de forma “injustificada” a la sucesora de Nóos
Foto: EUROPA PRESS

El Tribunal de Cuentas ha abierto un procedimiento para investigar el alcance de los pagos presuntamente “injustificados” que, por un importe de hasta 144.000 euros, la fundación pública Madrid 16 abonó entre octubre de 2007 y diciembre de 2009 a la Fundación Deporte Cultura e Integración Social (FDCIS), considerada sucesora del Instituto Nóos.

Así lo publica este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE) mediante un edicto consultado por Europa Press, que eleva provisionalmente a 32.302 los intereses legales de la cantidad supuestamente desviada por la entidad municipal a favor de la FDCIS.

El procedimiento, tal y como consta en el BOE, ha sido hecho público con la finalidad de que quienes legalmente estén habilitados para mantener u oponerse a esta pretensión de responsabilidad contable puedan comparecer en los autos, personándose en un plazo máximo de nueve días.

Se trata de unos pagos por los que, en el marco del caso Nóos, se sentará en el banquillo de los acusados la exconsejera delegada de Madrid 16 Mercedes Coghen, quien ha defendido hasta el momento que no haber incurrido en delito alguno.

Coghen presentó hace varios meses en dependencias judiciales un aval por valor de 152.000 euros, cantidad que el juez José Castro decretó para ella en concepto de fianza civil. La Fiscalía Anticorrupción reclama seis años de cárcel para ella por delitos de malversación de caudales públicos y fraude a la administración.

En concreto, los 144.000 euros fueron abonados en un total de 18 entregas entre 2007 y 2009, y se habrían intentado justificar mediante un documento de cuatro páginas, con el título ‘Memoria’ escrito a mano y fechado en diciembre de 2011, 25 días después de los registros que dieron lugar al estallido del caso Nóos.

Los investigadores apuntan a que los pagos que percibió la FDCIS no respondían presuntamente a trabajo alguno, y se materializaron en virtud de un convenio marco de colaboración rubricado el 7 de octubre de 2007 entre Miguel de la Villa en nombre de Madrid 16, y Torres en representación de la sucesora de Nóos, con una duración prevista de dos años -hasta octubre de 2009-.

LOS ARGUMENTOS DE COGHEN

Coghen, en su declaración ante el juez, defendió que fue Urdangarin quien la llamó personalmente para colaborar en 2007 con la candidatura de Madrid a través de la FDCIS a cambio de una remuneración.

Según manifestó la encausada, quien afirmó que ya conocía al Duque por ser miembro del Comité Olímpico Español, accedió a concertar una reunión para abordar el tema, en la que estuvieron presentes Urdangarin y Torres, entre otros, y en la que ambos ofrecieron asesoramiento en la búsqueda “del mensaje estratégico de la ciudad de Madrid por un lado, y por otro, a través de la sinergia de ambas fundaciones, poder promocionar nuestra candidatura”.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.