Cort inicia el proceso para retirar los buzones de recogida neumática de basura en el centro de Palma

El Ayuntamiento de Palma ha iniciado este lunes, en la Plaza de Porta d’es Camp, las pruebas para evaluar el tiempo preciso que se tarda en desmontar los buzones de recogida neumática de basura, situados en el centro de Palma. De esta manera la empresa concesionaria a la que se adjudique la obra diseñará el calendario de la retirada definitiva de estas instalaciones.

   A través de comunicado, el Ayuntamiento ha informado que el actual sistema de buzones de recogida neumática era “un sistema previsto para durar más de 30 años, pero no llegó a los 10 años”. Con la retirada de estos buzones se pretende implantar un nuevo sistema de recogida de basuras “adecuado al centro de Palma”, tal como ha declarado la portavoz del equipo de gobierno, Neus Truyol.

   En este sentido, el sistema de recogida neumática del casco histórico de Palma se instaló en el año 2002 y dejó de funcionar en 2012. Así, los responsables municipales decidieron dejar de utilizar este sistema, debido a que estaba ocasionando averías y reparaciones continuas. El coste de estas reparaciones llegó a alcanzar los 500.000 euros en 2011, cuando el coste de mantenimiento normal no debería pasar de los 100.000 euros.

   Asimismo, según recuerdan desde Cort, en 2013 se inició un proceso judicial en el que EMAYA reclamó a las anteriores empresas concesionarias, la unión temporal de empresas formada por Envac Iberia SA y Urbaser, una indemnización por la inutilización de estas infraestructuras. Finalmente los tribunales dieron la razón a EMAYA y las empresas fueron condenadas a pagar 26 millones de euros. Con esta sentencia favorable, EMAYA ha optado por iniciar el desmantelamiento de los buzones de recogida neumática.

Debate ciudadano para buscar la mejor opción

   En este sentido, Truyol ha informado que de momento se mantendrá el sistema provisional de recogida y a partir de esta semana se procederá a contratar una empresa para estudiar las diferentes posibilidades para implantar un nuevo sistema en el centro de Palma, para luego “abrir un debate ciudadano para decidir en consenso cuál es el sistema adecuado para Palma”.

   Por otra parte, las obras de desmontaje están valoradas en 330.000 euros y está previsto que el proceso de retirada de los buzones de recogida neumática en el centro de Palma tenga una duración de 3 meses.

Fuente: Europa Press

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here