Los turistas 'pasan' olímpicamente de la nueva ordenanza cívica de Palma
Los turistas 'pasan' olímpicamente de la nueva ordenanza cívica de Palma
La ordenanza cívica de Palma parece que tiene los días contados. Se trata de un conjunto de prohibiciones, algunas de ellas, absurdas que ni los propios policías están motivados para sancionar.
Existe un gran malestar en el cuerpo policial ante las órdenes que impone Cort de que sean los propios policías (agentes de la autoridad) quienes tengan que ponerse y repartir folletos entre los ciudadanos como si de repartidores de Ikea se tratasen.
Además, uno de los puntos más complicados será sancionar a los turistas que vayan sin camiseta por las calles de Palma. Nada más entrar en vigor la nueva ordenanza cívica uno de nuestros fotógrafos ‘cazó’ a un turista en la calle Miquel dels Sants i Oliver sin camiseta.
Otro punto muy polémico son las sanciones por no recoger los excrementos de perros. Palma es una ciudad minada de excrementos, pero las estadísticas apunta a que el número de sanciones por este motivo son irrisorias. El propio jefe de la Policía Local, Joan Miquel Mut ha tenido que reconocer este aspecto en varias entrevistas publicadas en medios autonómicos.

2 Comentarios

  1. Minada de excrementos, de baches, de agujeros en las aceras, losetas sueltas que no cambian desde los años 80. La degradación de Palma es de lo peor que he visto en España, mientras se presume de no sé qué «joya del Mediterráneo»

    En lugar de hacer de una puñetera vez un plan de choque de reasltatado como se hacen en las principales ciudades, aquí no… aquí se dedican a hacer ordenanzas ridículas, a sancionar a los poquitos bares que se atreven a abrir de noche «por ruidos» denunciados por los 4 amargados vecinos que les denuncian. Asco da todo, unos y otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.