La magistrada titular  del Juzgado de Instrucción número 3 de Manacor, en funciones de guardia, ha acordado enviar a prisión provisional sin fianza a Marcos Ferragut Pizà de 53 años, homicida confeso del crimen de Campos.

El pasado viernes, el acusado asestó 14 puñaladas a su víctima, el joven Rafel Gaspar Miralles Vich de 22 años y natural de Montuiri y acabar con su vida.

La jueza, una vez escuchada la declaración del acusado, le ha imputado un presunto delito de homicidio, sin perjuicio de una posterior modificación de la calificación en función del desarrollo de la instrucción. Esto significa que podría, si las pruebas así lo dicen imputarle el presunto delito de asesinato.

Los hechos se produjeron, tal y como les adelantó en rigurosa exclusiva, Crónica Balear, en la mañana del pasado viernes en un domicilio de Campos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.