Agentes de la Policía Nacional han detenido en Lugo a un conocido violador por un nuevo intento de agresión sexual. Presuntamente se abalanzó sobre una mujer cuando ésta regresaba a su domicilio y huyó cuando se percató de que el hijo de la víctima se encontraba en el interior de la vivienda. El arrestado, que cumplió condena por delitos contra la libertad sexual durante cerca de 30 años, salió de prisión hace cuatro meses.

La víctima acudió a la comisaría de la Policía Nacional y denunció los hechos, ocurridos el pasado miércoles sobre las 14:30 horas. Cuando la mujer llegaba al portal de su edificio, un varón que se encontraba en las inmediaciones aprovechó el momento en que ésta abría la puerta para acceder con ella al portal, agradeciéndole incluso el individuo su amabilidad.

Ambos subieron hasta el tercer piso del edificio y en el rellano del mismo, cuando la mujer ya había abierto la puerta de su domicilio, el hombre se abalanzó sobre ella. Le tapó la boca, situó el pie entre la puerta y el marco para evitar que la mujer cerrase y la amenazó con un objeto de color negro que de momento no se ha podido identificar. Al oír los gritos de la víctima, el hijo de ésta, que se encontraba en el interior de la vivienda, acudió hasta la puerta y el agresor huyó a la carrera.

Localizado en el municipio de Pol

Los agentes identificaron al presunto agresor y le localizaron en el municipio lucense de Pol, donde éste residía. El hombre, de 50 años, ha sido detenido ayer como presunto responsable de una tentativa de agresión sexual.

                                                

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.