El Servicio de Ginecología del Hospital Son Llàtzer ha puesto en marcha un programa de vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) a fin de prevenir el cáncer de cérvix (cuello uterino). Se prevé administrar unas setenta vacunas al año a las pacientes que se hayan sometido a una conización cervical —es decir, la extracción de tejido anormal del cuello uterino— por lesiones premalignas o precancerosas. El objetivo de la vacunación es reducir el riesgo de sufrir nuevas infecciones y lesiones causadas por el VPH. De hecho, administrar esta vacuna puede reducir dicho riesgo entre el 60 % y el 80 %.

El VPH es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes y, además, está adquiriendo una creciente importancia en la salud pública, fundamentalmente por su relación con el cáncer de cérvix. En este sentido, las pacientes afectadas por el VPH tienen entre 4 y 5 veces más riesgo de desarrollar cáncer de cérvix que el resto, por lo que es importante ofrecerles un tratamiento preventivo.

Cabe decir que la vacunación contra el VPH está implantada desde 2008 en el calendario de vacunaciones de las niñas de 14 años y está recomendada por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia y la Asociación Española de Vacunología.

Según el jefe del Servicio de Ginecología del Hospital Son Llàtzer, Ángel Martín, “cada vez son más los artículos que avalan y defienden la utilidad de la vacunación en las pacientes que tratamos en la Unidad de Patología Cervical por medio de una conización. No obstante, a pesar de nuestras recomendaciones nos encontramos que la tasa de vacunación no supera el 30 %; el motivo principal es el coste de la vacuna y el hecho de que las pacientes deban acudir a la farmacia a adquirirla y posteriormente a su centro de salud para que se la administren”.  Aun así, el coste de la vacunación queda compensado por la reducción del gasto que implicarían el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de las lesiones posteriores a la conización. Por ello la vacuna, que consta de tres dosis, se administra coincidiendo con el día del primer tratamiento y con los controles posteriores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.