En los últimos días se ha desarrollado por parte de la Comisaría de Distrito Centro la segunda fase operativa de la Operación “Calimero” de la que ya se informó la pasada semana. En ella se ha procedido a la detención de 8 nuevos integrantes del Grupo Criminal que venía asolando Palma de Mallorca en cuanto a robos con fuerza se refiere, realizándose un total de 8 registros domiciliarios y de locales en los que se han intervenido numerosos objetos procedentes de robos.

En los meses de enero y febrero se detectó el aumento de robos con fuerza en interior de motocicletas, así como de garajes y trasteros, repitiéndose un mismo patrón en el modus operandi, lo que motivó que se abriera una línea de investigación que fue centrando al mentado grupo.

La forma de actuar del grupo dependía si acometían motocicletas o violentaban garajes y trasteros. En el primero de los casos forzaban la cerradura del sillín y sustraían los efectos del interior del habitáculo del sillín, conocido como “bañera”, sustrayendo del interior los efectos, preferiblemente cascos y guantes. En el segundo de los casos accedían al interior de los garajes y violentaban los accesos para sustraer otros efectos, permaneciendo algunos de ellos fuera en labores de vigilancia, mientras el resto perpetraban los robos, actuando de forma coordinada.

La pasada semana se inició la operación con la detención de dos de los miembros del grupo y la intervención de numerosos efectos procedentes de robos: gran cantidad de cascos sustraídos, que llega a la media centena, logrando recuperar hasta el momento 20 cascos, pares de guantes, 2 reproductores de DVD, un Scalextric, cuatro bicicletas, gafas de sol, una Play Station, guantes de boxeo, un patinete, TDTs y otros efectos que fueron intervenidos como consecuencia del registro efectuado en el domicilio de uno de los investigados, así como una pistola simulada de la que hasta el momento no se tiene constancia que se haya utilizado en otros hechos delictivos.

Trás las investigaciones se procedió a la detención de un varón de origen español, con una detención por Hurto y de un ucraniano, con cuatro detenciones anteriores.

Como ya se dijo en la anterior nota de prensa la operación seguía abierta a la espera de lograr identificar y detener al resto de los componentes del grupo y de determinar su grado de implicación, a la vez que localizar lugares donde ocultaban los efectos sustraídos.

Así, fueron identificados otros 7 integrantes de la banda, formados por menores de edad y jóvenes, llegando a determinar que parte de los objetos sustraídos los guardaban hasta darles salida en un garaje sito en la calle San Vicente de Paúl. Dicho local fue sometido a vigilancia, así como los investigados, al tener el convencimiento los actuantes de que existía, al menos, otro lugar en la carretera de Esporles que utilizarían igualmente a modo de almacén hasta su venta.

Las detenciones se precipitaron el pasado día 19 de los corrientes cuando un indicativo de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana detuvo a uno de los investigados por la sustracción en un domicilio de una minimoto, habiendo introducido la otra en el local vigilado de la calle San Vicente de Paúl.

Desde ese mismo día por parte de la Comisaría de Distrito Centro se realizaron un total de 7 detenciones y 8 registros, entre los que se encuentran los dos lugares de acopio de efectos sustraídos reseñados.

En esta nueva fase de la operación han sido detenidos a un total de 8 personas, entre los cuales alguno tiene antecedentes, resultando ser que 7 son españoles y uno de origen brasileño.

En los registros se ha intervenido diversa munición de arma corta (9 mm. Parabellum) y larga, prendas de uniformidad de Guardia Civil, insignias de dicho Cuerpo Policial, 2 minimotos, 3 bicicletas, diversas joyas y relojes, cascos de moto, DVD’s y viodeojuegos, piezas de motos, herramientas, 1 equipo de música, diversos electrodomésticos, móviles, gafas de sol, libros de planes de vuelo, mono de motociclismo, un extintor, un buzón de correspondencia y otros efectos. Igualmente se ha determinado la venta de otros tantos objetos denunciados como sustraídos.

Tras las detenciones se han logrado esclarecer numerosos robos en trasteros, domicilios y garajes, así como vehículos estacionados en vías públicas. Al mismo tiempo, los autores han resultado ser los responsables de la comisión de varios robos en taxis acaecidos en los últimos meses.

Con la operación, que continúa abierta a la espera de esclarecer nuevos hechos con los efectos intervenidos e informaciones aportadas, así como proceder a la detención de otros autores, se ha dado por desarticulado el grupo criminal más activo en cuanto a robos con fuerza se refiere.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.