La investigación en torno al asesinato de la mujer que apareció muerta el pasado viernes  en la playa de Son Bauló sigue abierto. 

Un amplio grupo de agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil han registrado, desde primera hora de hoy miércoles, las dunas y una tienda de campaña propiedad de un indigente que vive en la zona.

El dispostivo ha sido muy amplio. Helicóptero y agentes a pie han peinado toda la zona en busca de pruebas. 

Aunque no se ha dicho de manera oficial, hay dos posibles sospechosos. Un exagente de la Guardia Civil con un pasado oscuro y que vive en la indigencia y un alemán de unos 70 años que también es mendigo y vive por allí.

Al caer la tarde se finalizó el registro, pero parece que no ha sido positivo. 

Por otro lado, todavía se desconoce la identidad de la mujer. Se sabe que tiene de 35 a 45 años y que es muy delgada. El peso es de unos 40 kilos.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.