La Dirección General de Medio Rural y Marino de la Consellería de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio ha reanudado este martes la Comisión de Seguimiento de las Reservas Marinas de las Islas Malgrats y de la Isla del Toro que no se habían reunido desde el año 2010. El Gobierno ha reactivado este año esta figura de participación pública, en el marco de la Ley de pesca marítima, marisqueo y acuicultura de las Islas Baleares, con el objetivo de hacer un seguimiento de las actividades permitidas en estos espacios protegidos y de la evolución de las poblaciones de peces. Entre los temas tratados en la Comisión de Seguimiento de este martes destaca la propuesta de regulación del tráfico de embarcaciones en el freu de la Isla del Toro, la renovación de los carteles informativos de las reservas, y la celebración este año de una competición de fotografía submarina de carácter internacional. En la reunión también se han presentado los datos de evolución de las poblaciones de peces en las Islas Malgrats y la Isla del Toro, que demuestran que continúa creciendo el número de peces así como también su tamaño. Este fenómeno se da especialmente en Toro, donde se ha llegado a los 31,7 kg de pescado por 250 m 2 , la mayor proporción de peces registrada nunca en el Mediterráneo español. Las especies que más han aumentado son los meros, los corvina, los dentones y sargos. Durante el encuentro también se ha hecho balance de la normativa vigente y de las actividades permitidas en estas zonas. En este sentido, entre los años 2009 y 2013 se ha registrado una tendencia a la reducción de la pesca recreativa y un incremento del buceo, a pesar de la entrada en vigor, el pasado año, de la tasa para practicar esta actividad en las reservas marinas. En 2013 se realizaron cerca de 9.000 inmersiones en las Islas Malgrats y la Isla del Toro. Hay que recordar también que en 2012 se prohibió la pesca de curricán al Toro, donde sólo se permite la pesca con caña desde tierra, todo el año, y el volantín desde la barca, durante los meses de enero, febrero y marzo. La Reserva Marina de la Isla del Toro comprende las aguas entre el Clot des Moro y Cala Refeubetx, en la costa de Calvià, mientras que la Reserva Marina de las Islas Malgrats extiende alrededor de este pequeño archipiélago, también en el litoral calvianenc. Ambas reservas ocupan una extensión de 239 hectáreas (150 ha en la Isla del Toro y 89 en las Islas Malgrats) y fueron creadas en 2004 dado su alto valor ecológico y pesquero. Se puede encontrar una gran diversidad de hábitats, grandes extensiones de praderas de posidonia oceánica, varias comunidades bentónicas y diferentes especies de peces de gran interés comercial. En las comisiones de seguimiento de ayer participó el presidente de ambas reservas marinas, Benjamín Reviriego, la directora general de Medio Rural y Marino, Margaret Mercadal, y representantes del Ayuntamiento de Calvià, de la cofradía de pescadores de Andratx; de la Asociación Mallorquina de Pesca Responsable, de la Federación Balear de Cofradías de Pescadores ; de la Federación Balear de Actividades Subacuáticas, de la Sociedad de Historia Natural de las Baleares, de la Universidad de las Islas Baleares, y también de centros de buceo y de clubes náuticos de la zona. La próxima Comisión de Seguimiento programada es la de la Reserva Marina de la Bahía de Palma, que está prevista para el lunes 11 de marzo en el Club Náutico de s’Arenal. Además de las reservas mencionadas, en las Islas Baleares también están las reservas marinas de los Freus de Ibiza y Formentera, del Migjorn de Mallorca, del Levante de Mallorca y del Norte de Menorca, la Comisión de Seguimiento de la cual se reunió la semana pasada por primera vez desde el año 2008.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.