Un total de dieciocho usuarios de la Residencia y Centro de Día Son Güells-gestionada por la Consellería de Familia y Servicios Sociales a través de la Fundación de Atención y Apoyo a la Dependencia-han participado hoy en una actividad con animales, acompañados por el director de la residencia, Antonio Marqués. Esta iniciativa se engloba dentro del programa que lleva a cabo la dirección para promocionar la autonomía de los usuarios mediante salidas y otras iniciativas de carácter motivador. Así, los residentes han podido tocar los avestruces de la granja Artestruz y darles de comer. Las actividades con animales ayudan a optimizar una terapia continuada, ya que funcionan como elemento motivador. Igualmente, la interacción del enfermo con, en este caso, el avestruz, implica un grado de concentración y también una serie de movimientos coordinados que puede ser que las personas afectadas no realicen habitualmente. Esta salida ha sido posible gracias a la colaboración de ASPACE (Asociación Parálisis Cerebral de Baleares), que ha facilitado un vehículo adaptado para el traslado de los usuarios de Son Güells. En la Residencia y Centro de Día Son Güells se atienden personas con dependencia y, más concretamente, enfermas de Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas y personas de menos de 60 años con discapacidad física, que no tienen la autonomía suficiente para llevar a cabo las actividades de la vida diaria, que necesitan atención constante y supervisión especializada, y con unas circunstancias socio que también requieren la sustitución del hogar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.