Ladrones sin escrúpulos ni dignidad. Unos delincuentes asaltaron, en la madrugada del martes al miércoles, dos aulas de primaria del colegio público Es Rafal Vell y se llevaron las huchas de los niños.

Los vándalos entraron forzando las puertas de primaria, subieron a la segunda planta donde están las aulas de los niños de 5 años y se llevaron una cámara de fotos y las huchas que los niños tienen para sufragarse las convivencias. 

El colegio, debido a la crisis en la que estamos inmersos, para que sus alumnos más pequeños puedan irse al final de curso de convivencias habían adoptado una idea muy interesante.

Cada semana, cada niño aportaba 1 euro a la hucha y de esta manera al finalizar el año se juntaría todo el dinero recaudado y los escolares de cinco años se marcharían de convivencias.

Cuando los más pequeños llegaron ayer a las clases y vieron que les habían robado sus huchas, muchos de ellos, rompieron a llorar y la desolación se apoderó de profesores y alumnos.

La impotencia es máxima y el sentimiento de dolor y rabia también.

El Cuerpo Nacional de Policía se personó en las instalaciones y la Policía Científica tomó huellas. La Policía Judicial se ha hecho cargo de la investigación.

Por el momento, los más peques, si algún alma caritativa no lo impide, se quedarán sin convivencias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.