Impotencia, dolor, llanto y mucha rabia son los sentimientos de un vendedor de cupones de 58 años que, a última hora de la tarde de hoy martes, ha sido víctima de un asalto con violencia.

El cuponero acabó su jornada laboral cerca de la Estación Intermodal. Recogió sus cupones, introdujo los 580 euros de recaudación en su mochila y se dirigía a casa de su hermana. En ese instante, dos jóvenes de unos 20 años sudamericanos le siguieron. Tras pasar Eusebio Estada y Jacint Verderguer, el hombre tomó la calle Fray Lluis Jaume Vallespir, donde reside su hermana. En ese instante, los delincuentes lo cogieron, lo arrastraron unos 15 metros, lo introdujeron en un garaje y le dieron una brutal paliza.

Acto seguido, le robaron la recaudación y salieron huyendo.

Rápidamente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Palma se personaron en el lugar y realizaron varias batidas por la zona en búsqueda de los asaltantes.

Una ambulancia del SAMU-061 atendió a la víctima.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.