Agentes de Policía Nacional procedieron a la detención de un varón de 47 años por un delito de incendio.

Los hechos ocurrieron a finales del pasado mes de enero, cuando un ciudadano austriaco accedió a un centro de masajes de Palma de Mallorca y ya en cabina, solicitó a la masajista un servicio que tuviera un “final feliz”, hecho al que se negó la empleada y que provocó que el cliente se enfadase, llegando a insultar a las empleadas y a amenazarlas con arruinarles su negocio.

A los pocos minutos de la marcha del referido cliente del local, las empleadas detectaron que se había iniciado un incendio en la misma habitación que este había utilizado para vestirse, solicitando urgentemente los servicios de emergencia.

El fuego pudo ser sofocado por bomberos de Palma y en las inmediaciones fue identificado por una patrulla policial, el cliente que previamente había abandonado el local, no pudiéndose determinar en ese momento cuales eran las causas del incendio.

Tras las investigaciones realizadas por el Grupo de Investigación de la Comisaría de Centro y la Inspección Ocular realizada por Policía Científica, en la que se constata que el incendio se habría producido como consecuencia de alguna actividad humana, se procedía el pasado día 11 a la detención del ciudadano austriaco como presunto autor de un delito de incendio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.