La delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer, durante la presentación de los datos de criminalidad 2013 presentados esta mañana fue preguntada por la decisión de Alejadro Ortiz de abrir una investigación paralela a la Guardia Civil. 

Palmer, contestó: “Yo no puedo más que respetar el dolor de un padre que tiene una hija desaparecida y que está actuando como él creé conveniente. Lo que si tengo que decir es que respeto absolutamente la profesionalidad y la labor de las Fuerzas de Seguridad del Estado, en este caso de la Guardia Civil que está llevando la investigación. Comprendo la actitud del padre, pero le pediría al padre que si lleva algún tipo de actuación simplemente contacte con la Guardia Civil que son quienes están al mando de la operación”.

Por otra parte, la delegada presentó este mediodía el Balance de Criminalidad 2013 de Illes Balears elaborado por el Ministerio del Interior y que pone de manifiesto que el año pasado se redujeron un -1% el número de infracciones en el Archipiélago, contabilizando un total de 73.833 delitos y faltas frente a los 74.558 registrados el año 2012.
El Balance de Criminalidad correspondiente al cuarto trimestre del año 2013, que permite elaborar ya una estadística de todo el año, completa la tendencia a la baja iniciada desde primeros de año y que sólo se vio ligeramente interrumpida tras la temporada alta, cuando a pesar de la bajada de delitos (-0,8% en los primeros 9 meses) subieron las faltas (3,2% hasta septiembre). Ahora, con los doce meses, el Balance arroja este descenso total del -1%, cuando en 2012, se cerró con un leve aumento del 0,2%.
El Archipiélago acabó el año pasado con 38.189 delitos frente a los 38.947 del 2012 (-1,9%) y 35.644 faltas frente a las 35.611 del año anterior (0,1%). Significativos son los descensos acumulados en los robos con violencia o intimidación, hasta un -16,8% (1.319 el año pasado frente a los 1.585 de 2012), y dentro de éstos los que se producen en el interior de los domicilios, que caen un -22,8% (78 en 2013; 101 en 2012).
También cabe destacar la reducción de los robos con fuerza, que bajan un -14,5% (10.050 los doce meses del año pasado frente a los 11.756 de 2012) y, más aún, los robos con fuerza en el interior de domicilios, que se reducen un -18,4% (3.540 en 2013 frente a los 4.337 de 2012).
Estos datos ponen de manifiesto el éxito tanto de los planes específicos llevados a cabo por la Guardia Civil y la Policía Nacional desde primeros de año como la buena respuesta de los refuerzos destinados a las Islas durante los meses de verano.
Del resto de indicadores también son importantes la reducción de los agresiones sexuales (-4,3%), las lesiones (-9,5%), los robos de vehículos a motor (-4,1%) y el aumento de los delitos por tráfico de droga, 561 el año pasado frente a los 435 de 2012 (29%), un incremento que en este tipo de delitos pone de manifiesto la mayor presión de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, encargados de denunciar estas prácticas contra la salud pública.
Por el contrario, se han duplicado los homicidios y asesinatos consumados (de 5 en 2012 a 10 el año pasado) y ha crecido el número de hurtos un 3,4%, registrándose 34.526 en 2013 frente a los 33.392 de un año antes, si bien este aumento se ha reducido a la mitad en relación a los datos arrojados por el tercer trimestre justo después de la temporada turística (de enero a septiembre el número de hurtos aumentaba un 8,1%).
De este manera y como ya avanzó ayer el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aunque Illes Balears tiene junto a Ceuta, Madrid, Cataluña, Melilla y Comunidad Valenciana la tasa de criminalidad más alta del país, situándose por encima de la media española, esto se debe a que es una de las CCAA con un gran número de población flotante derivada del turismo. De los 60 millones de turistas que recibió España en 2013, una quinta parte pasaron por el Archipiélago balear.
Para la delegada del Gobierno, Teresa Palmer, “este descenso de los índices de criminalidad del año pasado demuestran que las cosas se están haciendo bien. Pero no podemos bajar la guardia. Como destino turístico de primer nivel tenemos que ofrecer una seguridad de primer nivel. Todos los que nos visitan deben tener claro que la seguridad es un elemento fundamental para el Gobierno y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que debemos aprovecharnos de este plus que disfrutamos como destino”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.