Una historia de película. La Policía Nacional procedió, en la tarde de ayer miércoles, a la liberación de una mujer que estaba secuestrada por su actual pareja en un piso de Gomila.

Sobre las seis de la tarde, un transeúnte que caminaba por la plaza Gomila de Palma pudo ver que desde el balcón y ventana de una vivienda estaban lanzando papeles.

Al pararse y leerlos con detenimiento los mismos decían que era una mujer que estaba secuestrada, pedía auxilio y solicitaba que llamaran a la policía. En el escrito también se facilitaba la dirección completa del inmueble y el nombre de la supuesta víctima.

A la llegada de las patrullas del Cuerpo Nacional de Policía, los agentes accedieron al interior del piso y pudieron comprobar que era cierto. En una de las habitaciones había una mujer que, supuestamente, había sido agredida y encerrada en el cuarto por su pareja sentimental.

La mujer reconoció que su pareja la había encerrado tras pegarle porque llegó a casa habiendo ingerido sustancias estupefacientes. Además, también apuntó que en otra ocasión también le pegó y la encerró cinco días.

El arrestado es un brasileño que cuenta con cuatro antecedentes por malos tratos, seguridad del tráfico, consumo de sustancias entre otros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.