Una operación conjunta de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria ha permitido incautar 520 kilos de hachís y 2.500 gramos de cocaína y desarticular una organización de narcotraficantes dedicada a la adquisición y transporte de principalmente hachís desde la localidad almeriense de El Ejido hasta centroeuropa, con una empresa dedicada al transporte de hortalizas como tapadera. En total, a lo largo de los 9 meses que ha durado la investigación, se ha detenido a los 20 miembros de la red y se han incautado, además del estupefaciente, dos pistolas, una escopeta, 6.760 euros, 1.000 francos suizos, cuatro cabezas tractoras, nueve semirremolques, nueve turismos, 33 teléfonos móviles y diversa documentación. Los arrestados transportaban el hachís oculto en un doble fondo de un remolque y en dos habitáculos de una cabeza tractora y la cocaína en el maletero de un turismo, oculta bajo varias cajas de hortalizas.

Desarrollo de la operación “Oasis”

Las investigaciones, realizadas por agentes especializados en la lucha contra el narcotráfico, se centraron sobre un grupo criminal asentado en la localidad almeriense de El Ejido. Sus integrantes podrían estar fletando a Europa central camiones en los que transportaban hachís, utilizando como tapadera una empresa de hortalizas. En una primera fase de la investigación, las primeras pesquisas condujeron a los agentes a la localización e interceptación de un camión con remolque tipo frigorífico en la autovía A-7, a la altura de la localidad de Aguadulce. Una vez interceptado el camión, se procedió al registro sin que inicialmente se encontrara ningún tipo de estupefaciente. Sin embargo, tras realizar diversas verificaciones, los investigadores detectaron irregularidades en las placas de matrícula, determinando que se trataba de un vehículo con placas dobladas, por lo que fue trasladado al puerto de Almería para poder realizar una inspección más exhaustiva del camión.

Cajones metálicos ocultos bajo la cabeza tractora

Ante las fundadas sospechas de que en algún lugar del tráiler hubiera droga, los investigadores solicitaron la colaboración de los funcionarios del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria para efectuar un registro más minucioso de dicho vehículo y la carga de hortalizas que transportaba. Así se logró localizar, en la parte inferior delantera de la cabeza tractora del camión y en dos habitáculos metálicos 90 kilogramos de hachís.

En una segunda fase, los policías siguieron la pista de la empresa transportista detectando días después otro camión que igualmente portaba placas de matrícula sospechosas. En esta ocasión, los investigadores levantaron la totalidad del suelo del remolque del camión, así como los laterales del mismo, y comprobaron que había ocultos varios cajones porta-palés de madera que eran utilizados como contenedores para la sustancia estupefaciente. En total se intervinieron otros 400 kilos de hachís. Realizada la aprehensión del estupefaciente, fueron detenidos el responsable de la empresa, uno de sus socios y el conductor del camión.

A continuación, se realizaron registros en los domicilios de los arrestados, así como en las instalaciones de la empresa, donde se intervinieron dos cabezas tractoras más, otros siete semirremolques y tres turismos.

Problemas en el seno de la organización

En esta última fase, llevada a cabo a primeros de enero, los agentes identificaron a los miembros de la organización asentados de Murcia, encargados de facilitar el medio de transporte. Para ello crearon una empresa falsa con domicilio en Murcia y adquirieron una cabeza tractora con la que iban a realizar el transporte del estupefaciente oculto entre hortalizas, pero surgieron problemas en el seno de la organización al no conseguir la documentación precisa que permitiera emplear el camión adquirido para el transporte de mercancías.

Ante estas adversidades el líder de la organización decidió crear un nuevo campo de actividad y comenzaron a traficar con cocaína. Los investigadores detectaron la presencia en El Ejido de un miembro de la rama murciana y averiguaron que se iba a producir un “pase” de cocaína.

Los agentes establecieron un dispositivo policial de vigilancia y seguimiento y,  en colaboración con la Brigada de Seguridad Ciudadana, se desarrolló un control policial en la autovía A-7 dirección Murcia, donde fue interceptado el vehículo ocupado por el sospechoso. En la inspección realizada los policías detectaron en el maletero del coche, ocultos entre unas cajas de pimientos una bolsa con nueve “bellotas” de cocaína con un peso de 1.250 gramos.

Seguidamente los investigadores realizaron seis registros simultáneos en inmuebles ubicados en la zona del poniente. En el desarrollo de los registros se incautaron más de 800 gramos de cocaína, sustancias para el corte, armas de fuego, dinero y han sido arrestados ocho personas más pertenecientes a la organización.

Todos los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial quien ha decretado su ingreso en prisión sin fianza.

La investigación de la operación conjunta se ha llevado a cabo por agentes  de la Comisaría Provincial de Almería, (UDYCO), junto con la Unidad Operativa del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de Almería y la colaboración del EDOA de la Guardia Civil en Murcia.

[iframe width=”490″ height=”315″ src=”//www.youtube.com/embed/EEkwI-SaxWs” frameborder=”0″ allowfullscreen]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.