La Policía Local de Palma procedió a la detención de un conductor que llevaba tal cogorza que no dudó en llevarse por delanta dos señales de tráfico y quedarse anclado en medio de una isleta.

Los hechos sucedieron, en la madrugada de hoy, concretamente a las 4.25 horas, en el Camí dels Reis, justo en las proximidades de la rotonda de la Repsol de Can Valero. Un hombre, de unos 45 años de edad y nacionalidad española, que cuadriplicó la tasa de alcoholemia permitida, arremetió contra todo lo que se le puso por delante.

En el momento de su arresto, el varón afirmó: “Lo siento, lo siento mucho señor agente”. A lo que los policías, tras perdonarlo, lo invitaron a subirse al vehículo policial y proceder a su detención. 

Lo peor de todo fue que el conductor, a duras penas podía mantener el equilibrio o decir frases con cierta coherencia. Los funcionarios tuvieron que ayudarlo en todo momento. 

En las próximas horas, cuando le baje la borrachera, el arrestado será presentado ante el juez. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.