La Guardia Civil procedió en la mañana de hoy lunes, en un punto de verificación de personas y vehículos, efectuado en el puerto de Palma de Mallorca, a la llegada de un buque de pasajeros procedente de Barcelona, ha realizado la inspección de un camión de mediano tamaño y descubierto que iba cargado de carne en mal estado.

La carne que en su mayoría iba destinada a un restaurante de Palma tipo “kebab” provenía de Bulgaria, el vehículo que la transportaba tuvo una avería y ‘rompió’ la cadena de frío en Italia, y al llegar a Mallorca, la carne ya no era apta para el consumo.

Además se han intervenido 128 kilos de productos cárnicos sin determinar, ya que el etiquetado está escrito en el idioma del país origen (búlgaro).

Inspectores de la Conselleria de Salud del Govern de les Illas Balears se han hecho cargo de la carne, que ha sido traslada a Mercapalma para su análisis, pesaje y destrucción.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.