Agentes de la Policía Local de Palma y del Cuerpo Nacional de Policía tratan de localizar a los integrantes de un conocido clan gitano que, a última hora de ayer domingo, prendieron fuego a un piso intencionadamente y se dieron a la fuga. 

Se trata de una zona muy degradada donde los gitanos ‘okuparon’ ilegalmente algunos de los inmuebles y han dinamitado la convivencia. De hecho, los pisos se vendían por más de 130.000 euros y ahora, con los nuevos ocupantes, se están vendiendo por menos de 30.000 euros por vivienda. 

Hace unos días, vecinas de la zona recibieron la visita del regidor de Policía Local, Guillem Navarro al que le explicaron los problemas. Incluso los niños pequeños recibieron escolta policial para que pudieran acudir al colegio. 

Estrella es una de las vecinas que vive atemorizada. Un grupo de okupas que han ‘tomado’ literalmente su edificio en la barriada de sa Indioteria le han propinado una brutal paliza y le han dejado malherida. Los hechos se produjeron hace unos días, cuando el canal nacional de televisión Cuatro estaba grabando un programa sobre la problemática existente en la comunidad.
«Cuando menos me lo esperaba, se abalanzaron sobre mí y me dieron golpes por todas partes: cabeza, brazos, costados … Y, pues ya ve, me han tenido que poner un collarín», concluye.

Los gitanos, según denuncian el resto de vecinos, no cesan de amenazar al resto de residentes, organizan fiestas salvajes, peleas de gallos y destrozan las zonas comunes. 

Crónica Balear ha podido saber que la Policía Local estuvo toda la noche haciendo guardia en la zona para proceder a la detención de los supuestos autores. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.