Jugar a bingo en bares o locales de los pueblos por Navidad tiene los días contados. 

La Consellería d’Interior del Govern balear ya ha advertido que sus inspectores realizarán controles en los diferentes locales y que sancionarán con hasta 60.000 euros todos aquellos locales que infringan la normativa. 

La Brigada de Juego del Cuerpo Nacional de Policía, competentes en la materia, también ha comunicado que acturán de oficio en todos aquellos locales que consideren pertinente y que están a disposición de la Fiscalía y de los inspectores de la Conselleria para intervenir y sancionar.

Es destacable que el establecimiento será sancionado con hasta 60.000 euros, pero todos los jugadores, podrían ser multados con cantidades que superan los 6.000 euros.

De esta manera, son muchos los bares que ya han decidido suspender sus partidas ante estas amenazas tan serias.

La Policía Nacional recuerda que los alcalde no tienen competencias y no pueden autorizar partidas dado que no tienen ninguna autoridad en materia de juego. 

Los clubes de tercera edad podrán seguir jugando, son una excepción, siempre y cuando los beneficios sean destinados a fines sociales de la citada asociación y nunca para fines privados. 

Sin duda alguna, los grande beneficiados de toda esta campaña del miedo son los empresarios de las salas de Bingo y Casinos. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.