Un joven de tan solo 17 años se debate entre la vida y la muerte tras haber sido atropellado por el tren de Sóller en la barriada de Son Oliva.

Los hechos se han producido, a primera hora de la tarde de hoy viernes, en la confluencia de la calle Tomàs Villanueva Cortès con calle Concordia.

Al parecer y, según el relato de varios testigos, el joven de 17 años que llevaba un uniforme del colegio San José Obrero, iba con los cascos puestos y no escuchó las señales acústicas del paso a nivel. Tampoco se percató de las señales acústicas del tren quien no pudo hacer nada para evitar la colisión. El joven recibió un fuerte golpe en la cabeza.

En un principio, el chico iba indocumentado, pero gracias a la tarjeta ciutadada de Palma se pudo averiguar su identidad. El joven, fue trasladado al hospital en estado crítico.

Hasta el lugar se desplazaron ambulancias del SAMU-061, Ambuibérica y la de la clínica Juaneda quienes realizaron el traslado hasta el hospital.

El Cuerpo Nacional de Policía se ha hecho cargo de la investigación de los hechos.

Cabe destacar que, hace aproximadamente un año, otro menor también fue atropellado por un tren porque también iba escuchando música con los cascos. En Estados Unidos, algunos de sus estado han prohibido escuchar música con cascos y caminar por la calle para evitar este tipo de accidentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.