Agentes de la Policía Nacional en el marco de la “Operación Casa amarilla” ha procedido a la localización y liberación de una mujer de nacionalidad rumana que había sido traficada y explotada sexualmente en Palma.

El pasado día 18 de noviembre, agentes de la UCRIF de la Jefatura Superior de Baleares, tuvieron conocimiento de que una mujer de nacionalidad rumana pudiera ser víctima de Trata de Seres Humanos para su Explotación Sexual.

Activado el Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación Sexual los policías adscritos a este grupo de investigación, realizan gestiones para la comprobación de tales hechos.

Al parecer la víctima había conocido al detenido a través de las Redes Sociales en su en su país de origen, comenzando una relación afectiva con él y llegando a convivir juntos en la ciudad de Ploiesti.

Posteriormente el detenido, le propuso a la víctima venir a España con la finalidad de buscar trabajo, encargándose de gestionar y pagar todos los gastos relacionados con el viaje de ambos, así como la busqueda de un domicilio en Palma de Mallorca, aceptando ella, creyéndo que obtendría trabajo como camarera o limpiadora y en ningún caso para ejercer la prostitución.

Una vez en España, el detenido sustrajo a su pareja su carta de identidad rumana para evitar su evasión y le buscó trabajo en un club de alterne de la ciudad donde trabajaría como bailarina y comisionista-alternadora, es decir, acompañando a los clientes tomando copas. Como quiera que en este lugar no obtenía suficiente dinero, el detenido comenzó a buscarle clientes para ejercer la prostitución en hoteles, estableciendo éste la cuantía a cobrar por el servicio y quedándose con la totalidad del dinero obtenido.

Ante la negativa de la víctima de prostituirse, el detenido recurrió a fuertes amenazas y coacciones , por lo que aquélla acabó accediendo a mantener relaciones sexuales con los clientes; y sin embargo, esto no fue suficiente para el detenido que, en numerosas ocasiones llego a agredirla fisicamente, porque consideraba que no obtenía dinero suficiente.

Por todo lo ocurrido la víctima abandonó el domicilio, acudiendo a vivir en compañía de un amiga, momento en el que ambas recibieron continuas amenazas vía telefónica para que la mujer volviera con el detenido y siguiera aportándole dinero. Estas llamadas y mensajes atemorizaban tanto a las jóvenes que durante días no salieron a la calle.

Tras tener conocimiento de la situación de la víctima, agentes de la UCRIF procedieron a la detención del autor de 32 años y de origen rumano, como presunto autor de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, delito relativo a la prostitución y violencia de género.

Para facilitar las denuncias de las víctimas de la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación Sexual, la Policía ha puesto en marcha un número gratuito que funciona todos los días del año, las 24 horas (900.10.50.90) y una página web (trata@policia.es), dos medios confidenciales, atendidos por especialistas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.