Alarma en Palma. La policía está nuevamente en jaque ante la presencia de pirómanos en la ciudad.

En la madrugada de hoy miércoles, en la calle Rector Juan, en la barriada de La Vileta, la rápida actuación de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía evitaron que el fuego iniciado en la rueda de un coche se propagase al resto del vehículo. Los policías, con ayuda de sus extintores, consiguieron sofocar el fuego. También se contabilizaron algunos fuegos en contenedores de la zona.

Media hora más tarde, en la calle Cap de Formentor y en la calle Cap Blanc, ambas ubicadas en la barriada de Son Roca, se prendieron fuego dos vehículos que se encontraban estacionados. En ese instante, los funcionarios solicitaron refuerzos y, en cuestión de minutos se procedió al cierre vigilado de la zona por parte de Policía Local de Palma y Cuerpo Nacional de Policía.  Los pirómanos estaban cerca. 

Acto seguido, una patrulla del CNP se percató de la presencia de dos jóvenes sospechosos por la zona de La Vileta. Tras darles el alto policial, los chicos emprendieron la huída del lugar dándose a la fuga y haciendo caso omiso a las indicaciones de los agentes. 

Tras una larga persecución, los chicos dejaron la moto e intentaron huir a pie. Minutos más tarde, los agentes ya tenían a uno de los chicos. 

Por el momento, se desconoce si los dos jóvenes que se fugaron de la policía tienen algún tipo de relación con los incendios intencionados en vehículos y contenedores. 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.