El consejero de Cooperación Local del Consell de Mallorca, Bernardí Coll, ha inaugurado esta mañana las III Jornadas Nacionales de Unidades Caninas de Bomberos, que por primera vez se llevan a cabo en la isla, y en las que participan grupos de Cataluña, Madrid, Valencia, Guadix (Granada) y Baleares.

La apertura de las jornadas ha tenido lugar en el refugio de Muleta, en un acto al que también han asistido el alcalde de Sóller, Carlos Simarro; cabeza desde Bomberos de Mallorca, Santiago Rovira, el coordinador de la Unidad Canina de Mallorca, Pepe Martín, así como una veintena de bomberos y profesionales que participarán en las exposiciones teóricas y prácticas estos días, con el objetivo de compartir métodos de trabajos y de mejorar técnicas y estrategias en casos de emergencias.

El consejero de Cooperación Local ha destacado la colaboración, cada vez más estrecha, entre los diferentes cuerpos de emergencias y las unidades caninas. «Hoy en día, es necesario aprovechar todos los recursos que se tienen», afirmó. Bernardí Coll ha querido reafirmar “la importancia que tiene para el Consejo la Unidad Canina de los Bomberos de Mallorca, que se creó en el año 2007. Estas jornadas reforzarán la experiencia que ya tienen ».

Por otra parte, el alcalde de Sóller ha querido dar las gracias a Bomberos de Mallorca por los servicios que prestan a los municipios de la isla.

El coordinador de la Unidad Canina de Bomberos de Mallorca ha explicado que, hasta el domingo, los 20 bomberos y los 24 perros que participan harán diferentes prácticas y simulacros. Así, hoy las unidades caninas se han distribuido en dos grupos. Uno de ellos ha trabajado en el hotel Rocamar, donde se ha hecho un simulacro de búsqueda de víctimas en un edificio en ruinas, que supuestamente se ha hundido. El otro grupo ha hecho a Muleta ejercicios prácticos de búsqueda de personas desaparecidas en áreas grandes de territorio.

Mañana las prácticas de simulacros se desarrollarán en la planta de reciclaje de Tirme, en Llucmajor, en una zona de escombros y la Comuna de Bunyola. Domingo por la mañana continuarán los ejercicios a Muleta, en Rocamar y en un cine abandonado, en Sóller. Las jornadas concluirán con la entrega de diplomas a los participantes de las jornadas en el refugio de Muleta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.