“La culpa de todo la tiene que mi novia me ha dejado. Por eso he tenido el accidente, señor agente”. Estas fueron las primeras palabras que dirigió el conductor de un turismo que acabó colisionando contra el todoterreno de una familia en la carretera vieja de Sineu.

El accidente se produjo en torno a las 23 horas del viernes, concretamente en el kilómetro 2.400 de la citada carretera.

Al parecer y, según varios testigos, el conductor de un Citroen que iba borracho (prueba de alcoholemia realizada por la Guardia Civil), circulaba con las luces apagadas por una carretera de nula visibilidad. En ese momento, una familia que salía de la urbanización de Son Llinàs, no se percató de la presencia del coche e impactaron. 

Como consecuencia del accidente, tres ocupantes de la familia del todoterreno tuvieron que ser hospitalizados y el vehículo ha sido catalogado como siniestro total. Por su parte, el conductor borracho sufrió cortes leves y no precisó ser trasladado.

Hasta el lugar del accidente se desplazaron varias ambulancias del SAMU-061 y de la Clínica Juaneda, quienes se hicieron cargo del traslado de los heridos a diferentes centros hospitalarios. 

Lo más llamativo del caso es que el conductor que, supuestamente, provocó el accidente no cesaba de decir que todo había sido por culpa de su novia que le había dejado. De esta manera trataba de justificar lo sucedido. 

La Guardia Civil de Tráfico se ha hecho cargo de la investigación de los hechos. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.