Los policías turísticos de Baleares han cargado duramente, en la jornada de hoy, contra el regidor de Policía Local y Seguretat.

Comunicado de los policías turísticos

Durante una media de unos 6 años, 15 agentes de la policía local han sido contratados de forma temporal, año tras años, cubriendo todo tipo de necesidades, tanto las producidas por temporada alta (turismo) como en temporada baja (campaña de Navidad, rebajas, San Sebastian…). Esta temporalidad a la que no encuentran salida, ha dado lugar a que hayan denunciado al consistorio por contratación temporal en fraude de ley, ya que consideran que el ayuntamiento, se ha amparado en la contratación temporal para no tener que realizar el aumento correspondiente de la plantilla y beneficiarse de la subvención que otorgaba el Govern Balear por la contratación de policías bajo la nomenclatura de turísticos.

En su demanda, los agentes solicitan su normalización como funcionarios interinos en la plantilla, como las cuantías económicas dejadas de percibir a consecuencia de su cese irregular, pues si han estado cubriendo necesidades permanentes y no extraordinarias ni urgentes se les debía haber realizado un contrato estable y no temporal.

La propuesta de regularización ha sido llevada a cabo por el grupo municipal Més, votando a favor el PSOE como Més, y el PP en contra, ya que argumentan que no hay una solución legal, entre otras declaraciones como que no se ha disminuido la presencia policial en Playa de Palma o se ha contratado a los mismo número de agentes de cada año.

Estas afirmaciones han creado un malestar en el colectivo policial, pues a diferencia de años anteriores, la Playa de Palma contaba con un refuerzo policial nocturno exclusivo para la zona que cosechó grandes resultados a diferencia de este año que se dotaba con una o dos patrullas que procedian de Palma, el recorte de personal ha generado que tampoco se pueda reforzar en pleno verano la zona céntrica de Palma, que a consecuencia de la época estival también ve aumentada la afluencia de turístas y este año el recorte en el periodo de contratación, de 9 meses a 6, ha afectado gravemente tanto al refuerzo estival, ya que en lugar de incorporarse a trabajar desde el mes de abril han comenzado el 15 de mayo, con la temporada turística ya en marcha y finalizan contrato el proximo 14 de noviembre, por lo que las vacaciones proporcionales las han disfrutado desde mediados de octubre, cuando aún había una importante concentración turística en la zona, ya que la temporada se ha alargado. Este recorte también afectará al servicio que se venía prestando en la zona centro de Palma, pues al no contar con estos agentes el ayuntamiento deberá optar por quitar policías de otros barrios de Palma para reforzar la zona centro, abonar horas extras o no efectuar el refuerzo navideño.

Los policías implicados están dispuestos a negociar y dialogar para dar solución a esta problemática, pues manifiestan que lo único que quieren es trabajar, por lo que no mostrarían inconveniente en rebajar sus pretensiones o renunciar a ellas con tal de seguir trabajando de una manera más estable y no tener que esperar a una resolución judicial ya que por un lado aumentaría la incertidumbre del colectivo como por otro lado se podrían ver afectadas las arcas municipales por posibles indemnizaciones que consideran que el consistorio se podría ahorrar llegando a un acuerdo inmediato.

Según datos obtenidos de las memorias policiales de la Conselleria de Administraciones Públicas, en 2006, Palma contaba con 748 policías rasos y 38 turísticos, en 2012 la cifra baja a 689 agentes y 35 turísticos y a la espera que conocer los datos de 2013, la cifra de turísticos dota de 15, ya que los 20 restantes, han cubierto vacantes por jubiliaciones y/o excedencias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.