El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, acompañado del director general de Transportes, Juan Salvador, y del gerente de Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM), José Ramón Orta, presenta hoy el proyecto de la vía verde Manacor- Artà. Con esta actuación se pretende convertir las actuales obras inacabadas en un itinerario ambiental integrado en el paisaje natural de esta zona del Levante de Mallorca, que pueda ser utilizado por residentes y turistas como ruta de senderismo o cicloturismo. El Gobierno, por medio de la empresa pública SFM, licitará las obras de adecuación de este tramo con un plazo de ejecución de seis meses. Está previsto que las obras comiencen durante el mes de noviembre, por lo que la vía verde estará acabada antes del verano de 2014. El importe aprobado por el Gobierno para la ejecución de este corredor verde es de 5.515.000 euros. El consejero ha manifestado que con este proyecto “se pretende transformar el problema que nos encontramos con las obras inacabadas del tren Manacor-Artà en una oportunidad de ocio y de negocio para toda la comarca del Levante “. Company también ha querido matizar que este itinerario verde no hipoteca una posible línea ferroviaria entre Manacor y Artà en un futuro, aunque ha querido remarcar que en las actuales circunstancias económicas y sociales “se trata de una obra inviable”. El nuevo itinerario verde , de una longitud de 28,6 km, pasará por el actual obra inacabada, que atraviesa los municipios de Manacor, Sant Llorenç, Son Servera y Artà. La amplitud media del paseo será de cuatro metros, excepto en algunas zonas determinadas, donde, por la presencia de estructuras del patrimonio ferroviario, será de dos metros. El suelo será el mismo que en la actualidad, terreno natural compactado, con las mejoras necesarias en las zonas más deterioradas. El proyecto de creación de este itinerario ambiental recoge la construcción de hasta nueve zonas de descanso, con bancos y mesas, aparcabicicletas y zonas ajardinadas, la recuperación de más de 24.000 m 2 de zonas boscosas, gracias a la plantación de seis mil árboles autóctonos (pinos, encinas, moreras, etc.), la limpieza y desbroce general del terreno, la estabilización de más de 20.000 m 2 de taludes para evitar accidentes por desprendimientos y la retirada de las vallas provisionales y los elementos de obra que hay actualmente. El conseller Company ha destacado que los grandes objetivos de la construcción de esta vía verde son ” devolver al uso público una zona abandonada en la actualidad, revertir el impacto medioambiental provocado por la obra ferroviaria y poner en valor la riqueza medioambiental de la zona “. Cabe destacar que la vía se encuentra en las proximidades de un hábitat de interés comunitario prioritario integrado en la Red Natura 2000, y afecta directamente hábitats de interés comunitario no prioritarios y especies animales de interés especial catalogadas como vulnerables, como es el sapo. Por ello, se considera clave ejecutar un plan de recuperación ambiental complementario a las obras de acondicionamiento de la vía verde. Se reforestar las zonas degradadas, se crearán comunidades vegetales propias de la zona y puntos de agua para la conservación de la biodiversidad y se colocarán puntos de interpretación ambiental a lo largo del itinerario con información sobre la Red Natura 2000 y la vegetación y la fauna características de la zona. También se ha previsto pedir oficialmente a la Fundación de los Ferrocarriles Españoles el registro de este itinerario dentro de la red de más de dos mil kilómetros de vías verdes que hay por todo el Estado. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.