Los Bombers de Palma son unos héroes en toda regla. Lo mismo sirven para apagar un fuego, rescatar a personas, socorrer en accidentes de tráfico o, su nueva faceta desconocida hasta la fecha, detener a ladrones.

A las 22 horas del miércoles, un conocido ladrón intentó robar un coche. Su propietario, al percatarse de ello, bajó rápidamente y lo encerró dentro. el delincuente, identificado como Francisco C.M., de 34 años, logró fracturar la ventanilla del acompañante y salir huyendo.

Nunca pensaba el chorizo que iba a tener tan mala suerte. En ese instante, una dotación al completo de los Bombers de Palma que regresaban al parque de Son Malferit se percataron de ello, se bajaron del camión en la rotonda de Can Blau y emprendieron la persecución del delincuente.

Los ‘policías’ con mangueras de Palma demostraron, una vez más, su buen estado de forma y les detuvieron.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.