El vehículo policial iba de urgencias y con los destellantes activados, pero nunca llegó a su destino. 

Por el camino, un conductor que, según las primeras hipótesis de la investigación, se saltó un ceda el paso, embistió lateralmente al ‘zeta’ (coche patrulla) y lo dejó fuera de combate. 

Los hechos se produjeron sobre las 22,30 horas de ayer jueves, víspera de la jornada festiva. 

La central de emergencias del 091 activó a uno de sus coches patrullas para que acudiera a una urgencia en la barriada de Son Gotleu. Cuando los agentes tomaron la calle Tomás Rullán, casi al principio, un conductor que no vio los destellantes, no escuchó las sirenas y se saltó un ceda el paso les embistió.

La Policía Local de Palma está realizando el atestado.Dos policías resultaron herido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.