Nadie dijo que jugar a golf no representa riesgo alguno. Y razón no le faltaba. 

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a dos súbditos marroquíes acusados de robar mientras sus víctimas jugaban a golf. 

Los hechos se produjeron a final de la pasada semana. Varios jugadores denunciaron que mientras estaban jugando, desde el interior de la zona boscosa, salían dos “moros’ y, a la carrera, se dirigían a sus carritos y se llevaban carteras, pertenencias, dinero, teléfonos etc…

En menos de una semana se habían interpuesto tres denuncias, pero otras muchas víctimas no han denunciado las sustracciones todavía.

Ante estos hechos, la Policía Nacional montó un dispositivo denominado (operación swing). El pasado día 23, los agentes localizaron a los ladrones. Éstos al verlos comenzaron a correr y los marroquíes se separaron. Tras una prolongada persecución, los agentes consiguieron detenerlos. Uno de ellos, en su afán de no ser alcanzado, comenzó a correr por la autopista y acabó siendo arrestado en la rotonda de Génova. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.