Escándalo mayúsculo en el centro de menores de Es Pinaret. Un sindicato en representación de seis vigilantes de seguridad, denuncia que una ‘camada’ de vigilantes de ideología Neonazi agrede a los chicos del centro y amenaza al resto de personal que trabaja en las instalaciones.

El pasado 12 de septiembre el Secretario General de CC.OO., Miguel Ángel Pardo, registraba un escrito ante la Delegación de Gobierno de las Islas Baleares en el que seis Vigilantes de Seguridad de Es Pinaret denunciaban una situación, dentro del Centro de Menores, absolutamente demencial y escalofriante; situación que, de ser cierta, tendría evidentes implicaciones penales:

Según lo relatado por estos compañeros, un grupúsculo de Vigilantes de Seguridad pertenecientes a la empresa P.P., S.A., autodenominado “la camada”, de supuesta ideología neonazi –de la cual no tienen reparo alguno en hacer apología-, presuntamente habrían instaurado dentro del Centro un auténtico régimen de terror que incluiría agresiones a los menores, amenazas al personal educativo y vejaciones y coacciones al resto de compañeros vigilantes que han llegado al extremo de que dos de ellos sientan autentico temor a acudir a su puesto de trabajo y se hayan tenido que dar de baja psicológica por depresión.

Pero lo realmente grave de la situación descrita es que la empresa P.P., S.A. tendría conocimiento de todo a través de las quejas tanto de la Dirección del Centro –que habría solicitado en reiteradas ocasiones la retirada de estos vigilantes del servicio- como de los propios vigilantes afectados y lo estaría consintiendo.

Ni que decir tiene que CC.OO., nada más tener conocimiento de lo que estaba sucediendo y en prevención de que pudiera producirse alguna desgracia, puso inmediatamente el asunto en conocimiento de la Delegación de Gobierno para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con carácter de urgencia, abran una investigación y depuren las responsabilidades pertinentes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.