Mallorca/17/09/2013/

La directora general de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio Climático, Neus Lliteras, ha asistido hoy a la liberación de siete ejemplares de cerceta ( Marmaronetta angustirostris ) en las marismas del Parque Natural de s’Albufera de Mallorca, en el marco del Plan de recuperación de las aves acuáticas en peligro de extinción de las Islas Baleares, conocido como Plan Homeyer. Se trata de siete ejemplares de cerceta que han llegado a Mallorca esta misma mañana procedentes del Zoológico Zoobotánico de Jérez, donde se lleva a cabo un programa de cría de fauna ibérica en cautividad. Tras un primer reconocimiento en las instalaciones del Consorcio para la Recuperación de la Fauna de las Islas Baleares (COFIB), los patos han sido trasladadas a su nuevo hábitat en el Parque Natural de s’Albufera, espacio natural protegido donde se lleva a cabo la recuperación de esta especie y se hace el seguimiento de la población. En los últimos cuatro años, se han soltado una cincuentena de rosetas en el Parque Natural de s’Albufera de Mallorca. Con la liberación de hoy se refuerza la población y se incrementa el número de parejas reproductoras, que este año es de entre una y cinco. Se conoce que la rubita crió por primera vez en el Parque Natural en el año 1997, con la nidificación de entre una y tres parejas. S’Albufera es actualmente el único lugar de Mallorca donde cría esta especie, aunque se tiene constancia de que en 1967 también lo hizo el Salobrar de Campos. La rubita es una tarro de tamaño medio (hace de 39 a 42 cm de largo y unos 500 gramos de peso) y su plumaje es poco vistoso, de color pardo, con manchas más claras, que se caracteriza por un ruedo más oscuro alrededor de los ojos. Normalmente vuela en solitario o en pequeños grupos y se encuentra en lagunas y balsas poco profundas, dulces o salobres, con mucha vegetación donde se alimenta de insectos, moluscos, y plantas acuáticas. La puesta de la rubita es de más de 14 huevos con una elevada proporción de piojos que llegan a volar, con unos 50 días de edad, ya que los padres los cuidan con mucho cuidado. Es una especie bastante nómada, de comportamiento muy discreto y de observación difícil. En las Islas Baleares es un ave migrante rara, y en el resto del Estado también está considerada en peligro de extinción. A la liberación de hoy también han asistido el jefe del Servicio de Protección de Especies del Gobierno, Joan Mayol , el director del Parque Natural de S’Albufera, Maties Rebassa, el director del COFIB, Lluís Parpal, y Íñigo Sánchez, conservador del Zoológico Zoobotánico de Jérez.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.