Palma de Mallorca/09/09/2013/

De nuevo vuelve a haber un fallecido por causas que, si se escuchasen las quejas y peticiones de los vecinos, podría haberse evitado.

Ha sido a las 22:00h en el Camí de Can Pastilla de Palma, donde cada año vuelve a repetirse la misma noticia. Un ciclista fallece porque debido a que no hay iluminación en esa calle y los vehículos no lo ven.

Esta vez ha muerto un ciudadano australiano de 42 años que circulaba en bicicleta con dos amigos desde Can Pastilla hacia el Coll d’en Rabassa por un tramo de visibilidad nula (debido a que no hay farolas) sin chalecos reflectantes ni iluminación en ninguna de las tres bicicletas. Según los amigos de la víctima, el joven en algún momento del trayecto cambiaría de carril, pasando del sentido correcto de la marcha al carril contrario. Al recriminarle sus amigos su actitud, él habría intentado volver al carril en el que estaban éstos pero en aquel momento pasarían vehículos, por lo que los dos ciclistas del lado correcto de la calzada le habrían avisado de que se quedase quieto porque era peligroso pasar en aquel momento. Trágicamente, cuando el ciclista creía que podía volver con sus amigos con seguridad habría pasado una scooter que circulaba correctamente y habría impactado con la víctima con trágico resultado.

El balance ha sido, además del ciclista fallecido, un gran impacto para el conductor de la scooter que le ha dejado en estado grave. Al lugar se ha desplazado la Policía Local de Palma, así como dos ambulancias del 061 y la UVI móvil de la Clínica Juaneda, hospital donde se han llevado al motorista accidentado. Las ambulancias han intentado reanimar por todos los medios posibles al ciclista pero no se ha podido salvar su vida.

Tanto el fallecido como sus dos amigos, un estadounidense y un neozelandés, trabajaban en la tripulación de embarcaciones que estaban de paso en Mallorca y no era la primera vez que venían a la isla. Habrían salido esta noche a divertirse por el Arenal y volvían a Palma hasta el momento del accidente. Mientras los dos ciclistas narraban los hechos a este medio estaban en estado de shock y se les podía intuir en estado de embriaguez.

Los vecinos que se han desplazado al lugar de los hechos comentaban que esta problemática lleva tiempo ya en la zona y que no se escuchan sus quejas. Algunos vecinos que tienen niños temen por su vida porque si éstos se alejan en bicicleta los padres están preocupados hasta que vuelven.

Esta triste noticia se puede seguir repitiendo si los responsables del tramo de carretera no hacen nada al respecto. Hay que recordar que el Camí de Can Pastilla va paralelo a la Autopista de Llucmajor, tramo donde tampoco hay iluminación y donde cada año también fallecen turistas que caminan por allí a oscuras. ¿No sería fácil escuchar las peticiones de los ciudadanos y evitar todas estas muertes al año por falta de iluminación teniendo Gesa tan cerca como se tiene (en el mismo Camí de Can Pastilla)? ¿O es mejor gastarse el dinero público haciéndose la foto de turno en algún lugar donde el político quede muy bien pero que al ciudadano ni le va ni le viene?

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.