Palma/10/09/2013/

Las actuaciones de la Guardia Civil en esta última semana han destacado por varias detenciones por asuntos de drogas y otras tantas en lo que se refiere a hurtos en las islas.

Las detenidas como presuntas autoras de un delito contra la sanidad pública han sido dos jóvenes británicas que, el día 6 de Septiembre, podrían estar pasando sustancias a los clientes de un local en Sant Antoni de Portmany, Ibiza. Tras el aviso de los miembros de seguridad de la conocida discoteca, la Guardia Civil se personó en el lugar y procedieron a registrar sus pertenencias, incautando 21 pastillas de MDMA, 10 dosis de LSD y tres dosis de un fármaco sin determinar.

Otro golpe contra las drogas en Ibiza, de nuevo en Sant Antoni, ha sido al día siguiente, el 7 de Septiembre, cuando la Benemérita ha detenido a un hombre de nacionalidad rumana como presunto autor de un delito contra la salud pública. Agentes del Grupo de Reserva y Seguridad de Valencia, desplazados a la Isla de Ibiza para apoyar a los servicios de prevención de la delincuencia durante el período estival, al identificar al ahora detenido en las inmediaciones de una de las zonas de ocio de la localidad de Sant Antoni, le incautaron 88 pastillas de metanfetamina.

En lo que se refiere a los hurtos, ha habido dos casos a destacar. El primero ha sido la detención ayer, en Llucmajor, de Juan C. R., de 25 años, como presunto autor de un delito de robo, al sustraer de una finca de la localidad alrededor de 300 litros de gasoil de un depósito que abastecía a la maquinaria de la explotación. También en Llucmajor se detuvo a Natanael J. P.  de 29 años, Milagros C. T.  de 44 años y de María Jesús F. H.  de 37 años, como presuntos autores de un delito de hurto. Fueron sorprendidos cuando acababan de sustraer dos teléfonos móviles en la playa del Arenal de Llucmajor.

Sin salir de Mallorca, en el núcleo de Palmanova, Calvià, en colaboración con la Policía Local, se han detenido las nigerianas R. O. de 27 años y C. A. de 23 años, como presuntas autoras de un delito de hurto,  así como de los mauritanos M. O. A.  de 37 años y M. O. B.  de 39 años, como presuntos autores de los delitos de apropiación indebida y receptación. Las primeras sustrajeron diferentes efectos personales entre ellos un teléfono móvil que posteriormente entregaron a los segundos detenidos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.