Mallorca/23/08/2013/

El vicepresidente y consejero de Presidencia, Antonio Gómez, y el consejero de Turismo y Deportes, Carlos Delgado, han mantenido esta mañana una reunión con los presidentes de los consejos insulares, la Felib y representantes de los municipios de Palma, Calvià, Llucmajor, Pollença, Alcúdia , Santanyí y Felanitx, en relación a la controversia que se ha generado sobre el alquiler turístico de viviendas plurifamiliares. En esta reunión se ha acordado no modificar la Ley de Turismo aprobada hace un año para que ni ésta ni la reciente reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) han supuesto un cambio en cuanto al alquiler de viviendas plurifamiliares. Gómez ha destacado que el Gobierno tiene la “responsabilidad de gobernar y legislar, pero el modelo que decidimos establecer debe ser consensuado y sería una irresponsabilidad si no tuviéramos en cuenta la opinión de los alcaldes y los Consejos Insulares “. El vicepresidente y consejero de Presidencia ha añadido que, en estos momentos, “tenemos un modelo que está funcionando y por parte del Gobierno hemos decidido continuar en esta línea”. El consejero de Turismo y Deportes, Carlos Delgado, ha recordado que, cuando se aprobó la Ley, las tipologías de viviendas turísticas de alquiler reguladas en la misma se consensuaron con los Consejos Insulares “. Al respecto ha remarcado que” la línea del Gobierno ha sido siempre respetar las particularidades de cada isla, lo mismo que pensamos en tema de promoción pensamos en tema de ordenación. El Gobierno no legislará en contra de la opinión de las islas y el consenso actualmente es que no se debe modificar la Ley “. En el supuesto caso de que en el futuro alguno de los Consejos decidiera que lo mejor para su isla es un cambio de modelo turístico y de tipología para regular el alquiler turístico de las viviendas plurifamiliares, el Consejo podrá cambiar el sistema. El consejero ha hecho hincapié en que ni la Ley de Turismo ni la reciente reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) han supuesto un cambio en relación a la situación del alquiler turístico de viviendas. Delgado ha destacado que mientras que la Ley General Turística de 1999 permitía la comercialización turística de viviendas unifamiliares, con unas condiciones muy particulares, la nueva Ley de Turismo ha ampliado esta tipología las viviendas pareadas, algunas asimiladas, y ha permitido el alquiler de unifamiliares independientemente del uso del suelo. Esta flexibilización ha permitido que en el año que la Ley de Turismo lleva en vigor hayan legalizado unas 4.500 viviendas, mientras que en los 20 años anteriores lo hicieron 5.500. Por otra parte, Delgado ha querido dejar claro que a día de hoy “los ciudadanos de Baleares que tienen un piso y quieren alquilarlo pueden hacerlo con un contrato amparado en la LAU exactamente igual que hace un año, o dos o diez “. Lo único que no se permite es la prestación de servicios turísticos y la comercialización de estos alquileres por canales o portales. Pero eso es una cosa, como ha señalado el consejero, “que no se puede hacer ahora y no se podía hacer antes, por lo que debe quedar claro que no se ha cambiado nada y el Govern no ha ilegalizado nada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.